Desde el pasado lunes, infantes cuyas edades oscilan entre los dos y los 11 años reciben aquí una dosis de refuerzo con la vacuna cubana contra el SARS-CoV-2 Soberana Plus, cuestión que amplía la inmunización de la población santiaguera frente a la COVID-19.

Escuelas y círculos infantiles funcionan como vacunatorios para los 109 mil 895 menores previstos en esta acción sanitaria, una alianza que en momentos anteriores ha demostrado su valía.

No obstante, en zonas donde estas instituciones educativas queden distantes de las áreas de residencia de los pequeños, los consultorios del médico y la enfermera de la familia se convertirán en los espacios para la vacunación.

Teniendo en cuenta que la dosis se reforzó, se aplica en un mes de vacaciones masivas, donde la movilidad de la población resulta significativa, las autoridades de Salud Pública han dejado por sentado que no es requisito residir en el área donde se aplica la vacuna.

Aun así, es preciso cumplir con los elementos requeridos, los cuales detalla en una información al respecto el periódico Sierra Maestra:

“Tener el tiempo establecido (6 meses de haber terminado el esquema completo); no presentar una enfermedad infecto-contagiosa, o no estar descompensados de una afección crónica no transmisible; y no formar parte de un ensayo clínico”.

En el propio rotativo local, el doctor Alfredo Hernández Magdariaga, coordinador de la vacunación anticovid-19 en la provincia de Santiago de Cuba, precisó que “aunque la fecha de cierre prevista para esta etapa es el 25 de agosto, para que todos los niños tengan el refuerzo antes del reinicio del curso escolar, aquellos que no puedan vacunarse en este periodo podrán hacerlo en días posteriores”.

agosto 09/2022 (Trabajadores)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code