El nuevo Laboratorio servirá de plataforma para completar los ensayos preclínicos de la molécula JM-20, un producto innovador para el tratamiento de enfermedades neurológicas, desarrollado por el Cidem de conjunto con la Facultad de Química de la Universidad de La Habana.

El primer Laboratorio de peces cebra del país con fines biomédicos, destinado al estudio de enfermedades neurológicas, quedó inaugurado este martes, en la sede del Centro de Investigación y Desarrollo de Medicamentos (Cidem), empresa perteneciente al Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubaFarma).

Durante la apertura y recorrido por el centro por parte de las principales autoridades del Grupo Empresarial, el doctor en Ciencias Alejandro Saúl Padrón Yaquis, director general del Cidem, destacó que se trata de un Laboratorio innovador, que surgió de las exigencias regulatorias para investigaciones preclínicas que llevan más de un modelo animal.

El doctor en Ciencias Yanier Núñez Figueredo, director del Laboratorio de Neurofarmacología Experimental –el cual abarca a su vez a varios laboratorios del Cidem, incluido el de peces cebra–, detalló que esta especie comparte el 70 % de los genes con los humanos, pero en condiciones patológicas de enfermedad llega a compartir hasta el 85 %.

«Es por eso que la comunidad científica se ha sentido atraída por este tipo de especies, primero para el conocimiento de las enfermedades neurológicas y también para la búsqueda de tratamientos para estas», argumentó.

Agregó el doctor Núñez Figueredo que los peces cebra se emplean para simular padecimientos como Alzheimer, Parkinson, Esclerosis Múltiples, Epilepsia, Ansiedad, Depresión, entre otros.

Por su parte, el doctor Padrón Yaquis resaltó que el propósito y objetivo final esperado de este Laboratorio es que sirva de plataforma para la investigación preclínica de todos los proyectos innovadores de la organización BioCubaFarma.

«Hay proyectos con varios candidatos, no solo en el Cidem, que están enfocados a estas enfermedades neurodegenerativas, para los cuales los peces cebra servirán en muchos casos como segunda especie de estudio; para poder descartar los candidatos menos promisorios y seleccionar los más promisorios; y para que el tránsito de la preclínica a la clínica sea lo más rápido posible, a un menor costo y con un alto rigor científico», aseveró el Director General de la entidad.

Mientras tanto, en los meses venideros, el nuevo Laboratorio servirá de plataforma para completar los ensayos preclínicos de la molécula JM-20, un producto innovador para el tratamiento de enfermedades neurológicas, desarrollado por el Cidem de conjunto con la Facultad de Química de la Universidad de La Habana.

Al respecto, el doctor Núñez Figueredo explicó que, una vez que los peces cumplan la edad requerida para los estudios (cuatro o cinco meses) se realizarán los modelos neurofarmacológicos necesarios para confirmar los resultados previos obtenidos en roedores.

Esta sería la segunda especie en la que se usa la molécula, pues ya existe un avance en roedores; ahora se completará esa información con los peces cebra, para diseñar un registro y presentarlo al Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, entidad regulatoria nacional que otorgará autorizo para iniciar el ensayo clínico.

Subrayó el Director del Laboratorio de Neurofarmacología Experimental que los peces cebra han sido ampliamente utilizados para estas enfermedades en el mundo, y que se trata de tecnologías de países desarrollados, con las cuales cuentan muy pocos países del tercer mundo. En América Latina hay alrededor de tres o cuatro Laboratorios de este tipo.

Acerca de las ventajas de la especie, dijo que después que se crea un mínimo de condiciones es muy fácil de reproducir; además, son muy baratos, y al tener mucha similitud con el humano, deben ser capaces de replicar esas enfermedades neurodegenerativas en las condiciones nuestras.

En cuanto a las condiciones tecnológicas del nuevo laboratorio, destacó que se ha trabajado para cumplir con las regulaciones establecidas.

De esa forma, el centro cuenta con todas las áreas debidamente condicionadas: local cerrado para la reproducción de los animales, donde están todas las peceras con el tamaño y el flujo de oxígeno adecuado; área de crecimiento, de donde vienen los peces a los 15 días de nacidos hasta los cuatro o cinco meses, que es cuando se usan para los experimentos; y área de conducta con peceras equipadas, donde se evalúan los procesos de memoria, marcha de los animales y si hay algún efecto depresivo o ansiedad.

El Cidem es una empresa con más de 25 años de experiencia en la investigación y desarrollo de medicamentos genéricos, innovadores y de productos naturales, en diferentes etapas de su desarrollo hasta su escala industrial y comercialización.

septiembre 13/2022 (Granma)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code