Está en marcha una batalla de la cual hay que salir victoriosos en un contextos de apagones que al dificultar el bombeo del agua provoca que haya quienes la almacenen y pueda ser aprovechado por el Aedes aegypti para depositar huevos cuya eclosión es favorecida por estos meses de altas temperaturas.

obre el escenario en el cual se desarrolla la ofensiva, la Dra.C. María Guadalupe Guzmán Tirado, directora del Centro de Investigación del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí explica:

La situación con esta enfermedad se ha complejizado, pues en tiempos pasados la causa estaba en un solo virus y era más fácil proceder, pero posteriormente se han registrado brotes y epidemias con dos virus, e incluso en estos momentos están los cuatros serotipos circulando.

Los mayores peligros están concentrados en el dengue, pues el Dr.C. Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, afirmó:

“Lo esperado es que se mantenga el control de la COVID-19 en todos los territorios del país.”

Aunque alertó:
Esa epidemia no es aún una situación resuelta en el ámbito internacional, donde la región de Asia, o países como Chile o Italia mantienen estadísticas que no son favorables.

El enfrentamiento a esa enfermedad infecciosa viral causada por el mosquito, está marcada por dificultades como la carencia de combustible y otros recursos, por lo cual es común encontrar recomendaciones como esta:

“Resulta esencial no descuidar la recogida de basura ni las demás acciones de saneamiento ambiental, y el cumplimiento de las medidas establecidas.”

Para ello, hay que unir todas las fuerzas y recursos para enfrentar la transmisión mientras que los investigadores del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB) van progresando en los candidatos vacunales nacionales contra el dengue.

CIGB dice:
“Se concentran los esfuerzos en la estrategia que induce respuesta inmunológica celular contra los cuatro serotipos del virus.”

Aunque el insecto es diminuto, no hay enemigo pequeño, lo cual es demostrado por Tania Margarita Cruz, viceministra primera de Salud Pública, al explicar:

“El mosquito Aedes aegypti, agente transmisor del dengue, demostró su capacidad a la hora de adaptarse para sobrevivir, de hecho el huevo del mosquito puede estar hasta 13 meses en las paredes húmedas de un recipiente.”

Agregó:
“Ese tanque puede trasladarse hacia otro lugar y al año, al caerle agua a los huevos, estos eclosionan y salen las larvas. Por eso es tan importante el cepillado de los depósitos, para la destrucción de los huevos.”

Existe tratamiento para el vector adulto, pero además de costoso en las circunstancias actuales, los recursos son deficitarios, por lo cual hay que concentrarse en acciones sencillas y de bajo costo como impedir que desove y en última instancia, detectar las larvas o destruir los huevos.

Este llamado hace el movimiento sindical a sus afiliados con la exhortación a que sumen a sus familiares a comportarse responsablemente ante una enfermedad cuyas complicaciones pueden causar la muerte hasta de manera muy rápida.

Dadas esas características, los médicos recomiendan:

Ante el más mínimo signo de alarma que pueda aparecer, sobre todo entre el tercer y el séptimo día de los primeros síntomas, como son vómitos reiterados, edema o hinchazón, dolor abdominal intenso, irritabilidad, somnolencia y sangrado las personas deben acudir de inmediato a los servicios de salud.
En resumen: El enfrentamiento a la epidemia del dengue es tarea de todos, hay que actuar tanto en las comunidades como en los centros laborales para evitar la proliferación del Aedes aegypti, pues si no existe el mosquito, tampoco habrá dengue.

septiembre 11/2022 (Trabajadores)

septiembre 11, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: Cuba, De la prensa cubana, Dengue, Ministerio de Salud Pública (MINSAP), Salud, Salud Pública, virus | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code