La Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió la víspera que producto de los confinamientos derivados del azote de la covid-19 más de 23 millones de niños no recibieron sus vacunas de rutina en 2020.

Se trata de la cifra más elevada exhibida en una década, y cerca de 3.7 millones más que en 2019, lo que según señaló en conferencia de prensa el Secretario General de OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, elevó considerablemente el riesgo en menores de edad de contraer enfermedades prevenibles como el sarampión, la meningitis, y la poliomielitis, entre otras.

«According to new data released this year, 23 million children missed out on routine vaccines in 2020, the largest number in over a decade – increasing risks from preventable diseases like measles and polio.» -@DrTedroshttps://t.co/MBbEgxeygw
— World Health Organization (WHO) (@WHO) December 21, 2021

Agregó el titular del ente sanitario global que la mayoría de los países experimentaron el año pasado caídas en las tasas de vacunación infantil, al punto de que cerca de 17 millones de niños no recibieron una sola vacuna durante el periodo, cuestión que calificó de preocupante y la cual exacerbó las notorias desigualdades ya existentes en el acceso a estos fármacos.

A propósito del tema soslayó que en 2020 y como consecuencia de estos patrones desiguales en la inmunización, se contabilizaron 14 millones más de casos de malaria, y 47 000 muertes más por esta enfermedad en comparación con 2019.
En tal sentido ponderó los esfuerzos de China y El Salvador, naciones certificadas por OMS como libres de malaria en este 2021; al tiempo que detalló que otras 25 se encuentran camino a poner fin a su transmisión para 2025.

Pormenorizó además que la entidad de salud diseñó una hoja de ruta global para combatir la meningitis hacia 2030; mientras remarcó que “este año también será recordado por la recomendación de la OMS de un uso generalizado de la primera vacuna contra el paludismo del planeta, que podría salvar la vida de decenas de miles de infantes anualmente”.

En contraposición destacó que la pandemia del coronavirus forzó reveses en la lucha contra las principales infecciones; y sostuvo que igualmente se vieron afectados los padecimientos no transmisibles, como la diabetes, detección y tratamiento del cáncer, y el manejo y control de la hipertensión arterial.

Sobre la diabetes puntualizó que la inclusión de la insulina en la lista de medicamentos esenciales, así como también sus análogos de acción prolongada y biosimilares de calidad garantizada, persigue marcar una ruta hacia la mayor accesibilidad y menores precios, además de patentar equidad en la distribución de ese fármaco.
(Tomado de TeleSur)

diciembre 22/2021 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code