Dos investigaciones publicadas recientemente en la revista Science, proporcionan evidencias de que el mercado de Huanan, en Wuhan (China), fue el epicentro inicial de la pandemia de COVID-19.

A partir del empleo de enfoques complementarios, que consisten en análisis de patrones geográficos y estudios genómicos, dos investigaciones publicadas recientemente en la revista Science, proporcionan evidencias de que el mercado de Huanan, en Wuhan (China), fue el epicentro inicial de la pandemia de COVID-19.

Los científicos concluyen que es muy probable que el SARS-CoV-2 estuviera presente en mamíferos vivos vendidos en este mercado a fines de 2019 y sugieren que el virus se propagó a las personas que trabajaban o compraban allí a partir de dos transmisiones zoonóticas diferentes, por las que sendos linajes del virus (A y B) circularon en mamíferos no humanos antes de infectar finalmente a personas, detalla el resumen de la investigación.

De acuerdo con la reseña disponible en Infomed, ambos autores coinciden en que ahora lo importante es centrarse en conocer con mayor profundidad lo que ocurrió antes de la irrupción del SARS-CoV-2 en el mercado, incluido el origen de los mamíferos salvajes a la venta (como zorros, mapaches y perros), para reducir el riesgo de futuras pandemias.

«Si bien los primeros casos conocidos de COVID-19 identificados en los hospitales en Wuhan en diciembre de 2019 estaban relacionados con el mercado de Huanan, no se había concluido de forma fehaciente que estas actividades comerciales fueran el desencadenante de la pandemia, e incluso, algunas voces también llegaron a apuntar la hipótesis de que el SARS-CoV-2 salió del Instituto de Virología de Wuhan, como fuga involuntaria o intencionada», destaca la publicación.
En uno de los trabajos dirigido por Michael Worobey, del Instituto de Investigación Scripps de San Diego, en California, Estados Unidos, se examinó el patrón geográfico de los casos de COVID-19 en el primer mes del brote y mediante herramientas de mapeo se constató que la mayor densidad de los casos se centró en el mercado de Wuhan.

En el otro estudio, encabezado por Jonathan Pekar, de la Universidad de California, en San Diego, se analizaron los datos genómicos del SARS-CoV-2 de los primeros casos y las conclusiones de su análisis respaldan la posibilidad de que el virus hubiera saltado en dos ocasiones al ser humano; por lo que ambos linajes, A y B, circularon en mamíferos no humanos de forma previa.

julio 28/2022 (Granma)

julio 28, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: coronavirus, COVID-19, De la prensa cubana, investigación, Salud, SARS-CoV-2, Sociedad, virus |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code