Esta situación tan sensible también está presente en insumos y gastables sanitarios, que afectan los servicios en las instituciones hospitalarias, pero «no estamos cruzados de brazos», afirmó el Ministro de Salud Pública.

En estos momentos la situación del cuadro de medicamentos es «difícil desde el punto de vista del abastecimiento»; no obstante, se trabaja para disminuir el número de faltantes en la medida de lo posible y, desde la dirección del país, se discuten alternativas sobre cómo lo vamos a resolver, informó este jueves el doctor José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública.

Señaló que esta situación tan sensible también está presente en insumos y gastables sanitarios, que afectan los servicios en las instituciones hospitalarias, pero «no estamos cruzados de brazos en ese sentido», afirmó.

El sistema de Salud enfrenta, agregó, numerosas limitaciones y existen procesos asistenciales que se han tenido que postergar, debido, particularmente, a las dificultades en la producción de medicamentos por la industria nacional y en los que se importan desde el Minsap.

Precisó que la situación económica del país es compleja, en lo que impacta el cerco financiero del Gobierno de EE. UU., a lo que se suman los problemas con las operaciones logísticas, que se han dificultado con la pandemia de la COVID-19.

Esta situación, enfatizó, coloca al sistema de Salud en una posición desfavorable para atender un grupo de enfermedades, lo cual incide en el estado de opinión de la población.

Aseguró que, desde el Estado, el sistema de Salud y la industria biofarmacéutica cubana, se analiza dónde se centran las prioridades de abastecimiento ante la situación económica, con limitaciones de recursos y las medidas del bloqueo económico que se recrudeció en medio de la pandemia, impactando sensiblemente en los servicios sanitarios.

Significó que estas dificultades no se solucionarán a corto plazo, pero se trabaja intensamente por su impacto en el pueblo.

Comentó que resulta imprescindible continuar la revitalización de los servicios de Salud detenidos o disminuidos en los últimos dos años.

«Ese financiamiento que hemos estado poniéndole a la COVID-19 necesitamos desacelerarlo sin desproteger a la población, y colocarlo, también, en otras actividades vitales y acciones de salud», dijo.

PRIMERA CAUSA DE MORTALIDAD Y MORBILIDAD EN EL PAÍS

Las enfermedades no transmisibles constituyen la primera causa de mortalidad y morbilidad en el país, y afectan no solo a las personas mayores de 60 años, sino que constituyen causa de discapacidad en adultos, jóvenes e incluso niños.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Envejecimiento de la Población 2017, el 80,6 % de las personas de 60 años y más padece al menos de una enfermedad crónica, una proporción que se eleva al 86,9 % en el grupo de 75 años y más.

El titular del Minsap refirió que este es un elemento que condicionó el impacto de la COVID-19, fundamentalmente en la población cubana con 60 años o más, por lo que el Programa de Atención Integral al Adulto Mayor, creado desde 1996, tiene ante sí nuevos desafíos, luego de esta crisis sanitaria mundial, a los que se suman los ya existentes propios de las características demográficas de la población cubana actual.

Para lograr el propósito de mejorar cada vez más el estado de salud de nuestra población, el doctor Portal Miranda dijo que el sistema de Salud Pública tiene que perfeccionarse en un escenario de baja natalidad y un cuadro de morbimortalidad, en el cual prevalecen las enfermedades crónicas no transmisibles.

julio 15/2022 (Granma)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code