CAMAGÜEY.- La degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), es una enfermedad degenerativa de la mácula que provoca una disminución progresiva de la visión central. La mácula es un área pequeña situada en el centro de la retina responsable de la visión central de los detalles finos.

Este padecimiento constituye una de las principales causas de ceguera en adultos mayores en países desarrollados. Así lo explicó la Dra. Denisse del Carmen Álvarez Ortiz, especialista de Primer Grado en Oftalmología y en Medicina General Integral (MGI), del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, de esta ciudad.

—La también Máster en Longevidad Satisfactoria y Profesor Instructor, se refirió a los síntomas y puntualizó:

—Es una enfermedad indolora y en un principio puede ser asintomática. Los pacientes aquejan visión borrosa, mancha central oscura en el centro de la visión, objetos distorsionados, ondulación de las líneas rectas. Esto conlleva a una dificultad para realizar tareas de la vida diaria como: leer, escribir, coser, conducir. Los síntomas avanzan lentamente y puede afectar a uno o a ambos ojos.

—¿Cuándo acudir a consulta médica por esta causa?

—Debe acudir al oftalmólogo cuando sienta algunos de los síntomas antes referidos. Pero, como es una enfermedad relacionada con el envejecimiento, se recomienda que las personas mayores de 50 años acudan anualmente a la consulta oftalmológica para su diagnóstico precoz.

—¿Solo hay un tipo de esta dolencia?

—Son dos tipos de DMRE; una, la seca o atrófica, que es el tipo más frecuente; y la otra, la húmeda o exudativa, que es más severa.

—¿Tiene predilección por el sexo o color de la piel?

—Afecta a ambos sexos, aunque puede verse más en mujeres y personas caucásicas.

—¿Puede ser hereditaria?

—Se observa una mayor incidencia en pacientes con antecedentes familiares de la misma.

—¿Se corrige la visión perdida?

—No tiene cura. Con tratamiento se puede lograr retrasar su progresión y la visión puede mejorar.

—¿Tratamiento medicamentoso o cirugía?

—Como no es curable, el tratamiento depende del tipo de DMRE. En el caso de la seca o atrófica se sugieren complejos vitamínicos, antioxidantes, y una dieta saludable. En el de la húmeda o exudativa, el tratamiento es con inyecciones de fármacos intravítreas, proceder que se realiza en el salón de operaciones, con lo cual se detiene la progresión de la enfermedad.

—¿Hay factores de riesgo para desarrollar la enfermedad?

—Son diversos como son: la edad, el tabaquismo, los antecedentes de la enfermedad en familiares, dieta inadecuada (ingesta de alimentos ricos en grasa, colesterol, hiperglicemiantes) la hipertensión arterial, y el sedentarismo.

—¿La enfermedad puede prevenirse?

—La DMRE no tiene en sí una prevención, aunque un diagnóstico y tratamiento precoz supone un mejor pronóstico visual, por lo que se aconseja solicitar revisiones periódicas, como apunté, una vez al año a partir de la quinta década de la vida. Se recomienda, además, la ingesta diaria de vitaminas y minerales, dieta saludable, evitar el tabaquismo, el sedentarismo y la obesidad.

septiembre 16/2022 (Adelante)

septiembre 26, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana, Enfermedad, Ministerio de Salud Pública (MINSAP), Salud, Salud Pública | Etiquetas: |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code