Beatriz Pérez decidió ser mamá a los 30 años. Quiso el milagro de la gestación que crecieran en su vientre dos niñas.
A pesar de los riesgos que ello implica, vivió un embarazo sin complicaciones en sus primeros meses e ingresó en el hospital general Camilo Cienfuegos a las 22 semanas.

A las 36 semanas, sin embargo, los acontecimientos dieron un giro inesperado. Un aumento repentino de la presión arterial la puso frente a una cesárea de urgencia el 16 de agosto pasado.

Pero nadie podría imaginar que, complicaciones derivadas de la cesárea, harían que Beatriz permaneciera 26 días en terapia intensiva, convirtiéndose en la paciente recién parida más crítica de la institución hospitalaria en lo que va de año.

Como quijotes de estos tiempos, un equipo multidisciplinario de Sancti Spíritus y de otras provincias la devolvieron sana y salva a sus dos hijas.
(Tomado de Escambray)

septiembre 30/2022 (Cubadebate)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code