Sancti Spíritus, 17 nov (ACN) La XXI Jornada científica Al Servicio de la Vida, cita que comenzó hoy, en esta ciudad, y que está considerada una de las más importantes de la provincia de Sancti Spíritus, por la confluencia de saberes de las Ciencias Médicas, constituye el mejor de los reconocimientos a la labor de las terapias intensivas durante la pandemia de la COVID-19.

Dedicada en esta ocasión a quienes derrocharon profesionalidad frente al virus SARS-CoV-2 (causante de la enfermedad), a los que multiplicaron sus horas de trabajo cuando los casos graves y críticos crecían rápidamente en Cuba, el encuentro incluye numerosos talleres, cursos, conferencias y sesiones de todas las especialidades que se tratan en el Hospital Provincial General Camilo Cienfuegos, donde acontecen los debates.

Como una época muy difícil, de dolor por la pérdida de vidas humanas, pero, a la vez, de constante aprendizaje, de crecimiento y superación, describió el doctor Yilier Ramírez Carballoso, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del mayor centro asistencial espirituano, los dos años de lucha permanente contra el coronavirus.

En declaraciones a la ACN, el especialista y profesor instructor recordó los turnos que debieron redoblar cuando parecía que el agotamiento los vencía, los momentos de tristeza ante la muerte de compañeros como el enfermero Manuel Cepeda Rodríguez -Cachán, el alma de ese servicio, como lo definió el propio galeno- o el manejo de los recursos en los días más complejos.

Sin embargo, subrayó, la COVID-19 nos enseñó a ser mejores hombres y mujeres, y cuando se muestran las estadísticas actuales de la provincia, el control de la enfermedad que ha alcanzado la isla, nos sentimos orgullosos de las cosas que enfrentamos.

Desde el punto de vista científico, destacó la oportunidad de introducir novedosos tratamientos, medicamentos que se habían usado en otras enfermedades y no había experiencias de su manejo en pacientes con la dolencia, que desde marzo de 2020 causó la muerte a ocho mil 530 personas en Cuba.

Fue un impacto para todos, reiteró Ramírez Carballoso, y el avance de la epidemia exigió abrir los campos farmacológicos, experimentar, y esto, sin dudas, enriqueció el conocimiento del personal médico y el arsenal terapéutico dentro del país, una nación que en estos momentos muestra al mundo resultados muy alentadores en el uso de vacunas o de anticuerpos monoclonales.

Invitados de instituciones hospitalarias de La Habana, Villa Clara, Cienfuegos y Matanzas asisten también a la jornada que sesionará hasta este viernes y cuyo programa incluye la entrega de la orden Al Servicio de la Vida a ocho personalidades que se han consagrado a este sector o que están vinculadas al desarrollo del Camilo Cienfuegos.

Antes del inicio de la cita en la que se abordan, por ejemplo, el manejo de la paciente obstétrica gravemente enferma, las manifestaciones neurológicas del dengue grave o las nuevas evidencias en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca, se introdujo en los servicios de Urología del hospital espirituano la técnica de la endopielotomía percutánea, una de las cirugías más avanzadas en este campo en el mundo.

Practicada por un equipo multidisciplinario encabezado por el doctor en Ciencias Mariano Castillo Rodríguez, jefe del Grupo Nacional de la especialidad, la intervención quirúrgica mínimamente invasiva que devino clase demostrativa convirtió a Sancti Spíritus en uno de los territorios más consolidados en la aplicación de múltiples procederes endoscópicos en esta rama.

noviembre 17/2022 (ACN)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code