Guantánamo 19 ago (ACN) Un punto de vacunación por cada una de las cinco áreas de salud de la ciudad de Guantánamo se reserva hoy a la recuperación del dos por ciento de los citadinos que restan aquí por la primera dosis del inmunógeno antiCOVID- 19 Abdala, y en los 84 sitios clínicos restantes la segunda aplicación avanza a un 59 por ciento del universo poblacional previsto.

Los detalles los actualizó a la Agencia Cubana de Noticia la licenciada Miralis Rodríguez, coordinadora de la intervención sanitaria en el territorio, quien comentó que en el programa de inmunización en la Villa del Guaso, que abarcará a más de 119 mil personas mayores de 19 años, los policlínicos de la zona centro, norte y este son los más avanzados, y el más demorado el del área sur.

La mayoría de los pendientes ha visto aplazado su esquema por presentar descompensación de alguna enfermedad crónica no transmisible -explicó la funcionaria de Salud-, y hoy se les da seguimiento en sus casas para, superado el inconveniente, iniciar el proceso, que es paso importante para la protección frente a la pandemia, cuando el país vive un tenso pico de contagios.

El 29 de julio arrancó la aplicación de la primera dosis de Abdala en Guantánamo, el 12 de agosto comenzó la segunda para los primeros inoculados, y entre los priorizados en las primeras jornadas, por su vulnerabilidad, figuraron los pacientes trasplantados, madres que lactan y todas las embarazadas mayores de 15 años, con criterio de inclusión.

Mientras un pequeño segmento poblacional eximido del actual cronograma, por predisposición alérgica al timerosal, se alista para a partir de septiembre recibir la formulación de Abdala exenta de ese ingrediente, y quienes ya han padecido la COVID-19 se aprestan para próximamente aplicarse la dosis única de Soberana Plus, vacuna cubana producida para los convalecientes.

En el programa de inmunización de la ciudad de Guantánamo trabajan directamente más de medio millar de profesionales de la Salud, con el apoyo de buen número de estudiantes de Ciencias Médicas, quienes colaboran en los sitios vacunales tanto en la toma de signos vitales como en la recogida de datos, y además en la visita a hogares de coterráneos que aún no inician el esquema.
Seguido a la urbe cabecera el programa llegará al resto de los 10 municipios de la provincia, que en el tercer rebrote se ha mantenido en Cuba entre las de mayor complejidad epidemiológica, con una discreta mejoría en recientes días, reportando una tasa de incidencia de mil 123,0 casos de COVID-19 por cada 100 mil habitantes, en las últimas dos semanas.

En este territorio con alrededor de 30 mil pobladores con las tres dosis de Abdala administradas previamente -en etapas de ensayo y de intervenciones a grupos de riesgo-, se prioriza ahora a la populosa capital provincial, y cuando se extienda el esquema a todas las localidades se completarán más de 400 mil personas mejor protegidas frente a la temida pandemia.

Las autoridades sanitarias insisten en que, aunque avanza la vacunación, ello no debe implicar un relajamiento en las medidas profilácticas contra el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, porque como ha explicado la comunidad científica la inoculación evita la enfermedad sintomática o grave, pero no el contagio, más cuando se enfrenta hoy a la agresiva cepa Delta.

agosto 19/2021 (ACN)

agosto 20, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code