El doctor Eduardo Martínez Díaz, presidente del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma), tras recorrer entidades de las provincias de Camagüey, Granma y Santiago de Cuba, explicó que en el sector laboran de forma incansable para garantizar 525 de los 849 medicamentos del cuadro básico del Sistema Nacional de Salud, a pesar de las limitaciones en la disponibilidad de las materias primas, derivadas del recrudecimiento del bloqueo económico de EE. UU. contra Cuba.

Varias alternativas para producir medicamentos con sello cubano y otros productos sanitarios vitales en el enfrentamiento a la covid-19, así como proyectos de investigación dirigidos a impulsar la soberanía médica, y la reincorporación de líneas productivas, fueron algunos de los avances constatados.

El periplo, iniciado el pasado día 26 de mayo por la ciudad de los tinajones, incluyó la firma de un convenio entre BioCubaFarma y la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, el cual contempla varios proyectos en áreas como la bioingeniería, la obtención de nuevas moléculas y la de productos para uso en la agricultura, entre otras, según detalló el periódico Adelante.

Acompañado por Eulogio Pimentel Vázquez, vicepresidente de BioCubaFarma, Martínez Díaz llegó también hasta la Empresa Laboratorio Farmacéutico de Medicamentos Líquidos Orales (Medilip) –única de su tipo en el país, enclavada en Bayamo, municipio cabecera de Granma–, donde examinó la situación productiva de la entidad, la ejecución de sus inversiones y el desarrollo de varios proyectos de investigación.

«Aquí se está haciendo lo que nos está pidiendo la dirección del país: resistir creciendo», afirmó el Presidente de BioCubaFarma, al evaluar la gestión de Medilip para generar y fabricar productos naturales y alternativos dirigidos a la red de farmacias de Granma y de otras provincias del país, además de su propuesta de una nueva línea de producción con un alto cumplimiento de buenas prácticas de fabricación de medicamentos genéricos y naturales.

Durante el intercambio, Efrén Rodríguez Lora, director de la empresa, dijo que de las 159 materias primas previstas en 2021 solo arribaron 15, lo que redujo significativamente la actividad de sus líneas tradicionales, señaló el diario La Demajagua.

Ante ese déficit, Medilip introdujo productos naturales como el extracto acuoso de aloe, el aceite de cardo mariano, el jarabe de orégano francés y varios melitos; e incursionó, además, en la producción de alcohol desinfectante y quitaesmalte.

Otra de sus novedades fue el citrato de potasio y ácido cítrico, útil para el tratamiento de la litiasis renal, «y que en estos momentos requiere mayor trabajo de fármaco divulgación, pues más del 50 % de la producción entregada a finales de 2021 continúa en farmacias», apuntó la ACN.

Al arribar a Santiago de Cuba, los directivos de BioCubaFarma evaluaron la puesta en marcha de la planta de soluciones parentales de gran volumen de la Empresa Laboratorio Farmacéutico de Oriente, luego de recibir un proceso de recapitalización y mantenimiento industrial.

«La moderna planta favorecerá la estabilidad de ese medicamento en el Sistema Nacional de Salud», señaló en Twitter la cuenta del grupo empresarial, que también subrayó la urgencia de establecer estrategias de trabajo, que garanticen la sostenibilidad de la producción de medicamentos en un escenario cada vez más difícil.
(Tomado de Granma)

mayo 30/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code