Cuba suma 13 semanas consecutivas sin fallecimientos por COVID-19, informó este martes la viceministra primera de Salud Pública, Tania Margarita Cruz Hernández, durante la reunión del Grupo de Trabajo del Gobierno que da seguimiento a la situación epidemiológica del país, encabezada por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Según precisó permanecen en las Salas de Cuidados Intensivos cinco pacientes, dos críticos y tres graves. La letalidad desde que comenzó la epidemia, recordó, es de 0,77%, que representan 8 mil 529 defunciones.

Estos datos forman parte del informe que el Ministerio de Salud Pública presenta en el Palacio de la Revolución a la máxima dirección del país, donde se dio cuenta además de que al cierre de la semana pasada decreció el diagnóstico de positivos en un 17,3%, con 127 casos menos. Igualmente disminuyeron en 84 los casos activos de una semana a otra.

En este punto, el Presidente Díaz-Canel alertó a las autoridades de la provincia de Holguín, territorio con la más alta incidencia de casos positivos en el país: 271 en los últimos 14 días. Hay que revisar todo lo que se está haciendo allí, indicó el mandatario, esta es la provincia más complicada, la que tiene más persistencia, con un número grande de casos para este momento de la epidemia.

En esta reunión — dirigida por el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández y enlazada por videoconferencia con todas las provincias del país — se hizo una evaluación también sobre la situación del Dengue, enfermedad que se encuentra en fase de transmisión en 13 provincias cubanas: solo Mayabeque y Artemisa quedan fuera de ese listado.

Los valores más elevados a la prueba del IgM SUMA para el diagnóstico de Dengue se manifiestan en la Isla de la Juventud, La Habana, Camagüey, Holguín, Las Tunas, Santiago de Cuba y Guantánamo.

El Primer Secretario consideró que se está avanzando poco en el enfrentamiento a esta enfermedad y es necesario una evaluación de cuál es la efectividad de las medidas aplicadas. Es importante, dijo, profundizar en los trabajos, no solo en su cantidad sino en su calidad.

Para este combate, señaló Díaz-Canel, hace falta más participación popular, explicarles a las personas, hacer intercambios a nivel de barrio y convocar a que la gente participe activamente en la lucha contra el Aedes Aegypti dentro de sus viviendas y también en la comunidad. Esas son las vías por las cuales nos podemos mover para buscar una efectividad mayor en cortar la transmisión del dengue, precisó.

agosto 16/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code