En estos momentos no se realizan grandes estudios poblacionales y solo se toman muestras a personas vulnerables, con síntomas que coinciden con los que provoca el SARS-CoV-2.

Estudios de secuenciación de las cepas circulantes en el territorio nacional revelan que el aumento de los casos de la última semana se relaciona con la subvariante BA.5 de la variante Ómicron, que ya ha demostrado ser más transmisible y, por tanto, genera un mayor número de contagios.

El ministro de Salud de Cuba, José Ángel Portal Miranda, lo dio a conocer a través de una información publicada en Facebook, en la cual también explicó que al cierre de la última semana, cuando se reportaron 298 nuevos enfermos, el diagnóstico de casos creció en un 49 %, y en la mayoría de los territorios del país se incrementaron de manera general las cifras.

Los mayores aportes a la incidencia durante ese periodo, señaló, se produjeron en La Habana, Matanzas, Las Tunas, Cienfuegos, Mayabeque y Holguín. Solo en esas seis provincias se concentró el 72,8 % de los casos de la semana.
«Prevenir salva», destacó el titular del sector al comentar que esa máxima, que ha definido las acciones de enfrentamiento a la COVID-19 en Cuba por más de dos años, no puede ser ignorada hoy, cuando el país transita por un mejor escenario epidemiológico asociado al control del virus, pero en el que las personas continúan enfermando.

Añadió que, aunque de acuerdo con la actualización de los protocolos sanitarios, en estos momentos no se realizan grandes estudios poblacionales y solo se toman muestras a personas vulnerables, con síntomas que coinciden con los que provoca el SARS-CoV-2, durante las últimas cuatro semanas se ha producido un ligero incremento de pacientes diagnosticados en el territorio nacional.

julio 13/2022 (Granma)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code