La Organización Mundial de la Salud señaló este jueves que la pandemia de covid-19 marcha hoy a dos velocidades, una de vacunados y otra de no vacunados, y aclaró que el hecho de que haya más casos entre personas que han recibido la inmunización no implica una falta de eficacia de las vacunas.

Al explicar sobre las dos velocidades de la pandemia, Kate O’ Brien, directora del Departamento de Inmunización de la OMS, dijo que la primera es la de los vacunados, que aunque pueden infectarse desarrollarán, en la gran mayoría de casos, un cuadro moderado, y la segunda es la de los no vacunados, que son el 80% o 90% de los enfermos con infecciones graves, hospitalizaciones y decesos.

“En la medida en que la cobertura de vacunación aumenta, entre los nuevos casos habrá una mayor proporción que corresponderá a gente vacunada. No es sorprendente que habiendo más gente vacunada veamos un mayor número de recaídas entre ellos”, dijo la experta en rueda de prensa.

“Esto no debe interpretarse de ningún modo como una falta de eficacia de las vacunas. No significa que la vacuna no proteja, sino que cada vez más personas están vacunadas”, recalcó.

Agregó que “lo que está muy claro es que el mayor riesgo es para los no vacunados”.

Sobre la nueva variante ómicron y cómo responde a las vacunas, los expertos del grupo que asesora a la OMS en cuestiones de inmunización consideraron que es muy pronto para pronunciarse y hay que esperar a que se revisen las evidencias científicas que se reunirán en las próximas semanas.

O’ Brien comentó que se teme que ómicron genere una nueva presión sobre el aprovisionamiento de vacunas y que revierta la voluntad que han mostrado en las últimas semanas los países ricos de donar sus vacunas en exceso a los países pobres, e insistan en inmunizar con una dosis de refuerzo a toda su población y no solo a los grupos de mayor riesgo.

La contención de la pandemia no funcionará “a menos que las vacunas lleguen a todos los países donde la transmisión continúa y de donde vienen las variantes. Se necesita una estrategia global más racional sobre cómo se va a detener la pandemia”, advirtió.

La directora del Departamento de Inmunización de la OMS también confirmó que los datos analizados arrojan que la inmunidad que ofrecen las vacunas en general tiene una duración de hasta seis meses.

El grupo asesor de la OMS recomendó formalmente que los países actúen con flexibilidad a la hora de planificar las próximas fases de sus programas de vacunación para contener la pandemia, que solo la semana pasada causó 4.1 millones de nuevas infecciones confirmadas y 52 000 muertes en el mundo.

Esa flexibilidad consiste en poder inmunizar a la gente con la primera dosis de una vacuna y la segunda dosis de otra, lo que permitirá a los países que no tienen reservas de vacunas enfrentar el problema de un suministro impredecible.

Muchos países tienen hasta cuatro vacunas en sus planes de inmunización contra la covid y poder combinarlas evitará que parte de esas existencias venzan y se pierda, dijo O’ Brien.

Este miércoles, la OMS pidió a todos los países aumentar la vigilancia, las pruebas y la secuenciación, y recordó que las pruebas de diagnóstico existentes, tanto la PCR como las pruebas rápidas basadas en antígenos, funcionan.

Ómicron ya está presente en casi 60 países: OMS alerta sobre aparentemente alto nivel de reinfección
Aunque los datos más recientes de Sudáfrica sugieren un mayor riesgo de reinfección con ómicron, todavía se necesitan más datos para sacar conclusiones definitivas, afirmó el director general de la organización, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la rueda de prensa semanal donde se analiza la situación de la covid-19 a nivel mundial.

“Si los países esperan a que sus hospitales empiecen a llenarse, será demasiado tarde. No esperen. Actúen ahora”, afirmó Tedros.

El mensaje de Tedros lo replicó y amplió posteriormente la doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS.
“No estoy hablando de reaccionar en enero o febrero. Pero la forma en que los países reaccionen ahora determinará cómo se desenvuelve ómicron. No importa lo que descubramos en términos de su transmisión, su gravedad, su impacto en nuestras contramedidas”, explicó.

Van Kerkhove insistió en la importancia de actuar con rapidez y con firmeza.

“No me refiero a un confinamiento, sino a la utilización de herramientas de salud pública de eficacia probada para reducir la transmisión en las zonas en las que esta es elevada y para mantenerla baja en las zonas en las que la transmisión es baja, ya que la situación sigue siendo muy diversa en todo el mundo y la variante delta sigue siendo dominante a nivel mundial”, dijo.

Directora de los CDC de EEUU: Casos por ómicron desarrollan cuadro leve

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), aseguró este miércoles que casi todas las personas contagiadas con la variante ómicron del SARS-CoV-2 en ese país sufrieron apenas un cuadro leve de la enfermedad.

La doctora Rochelle Walensky añadió que más del 75 % de esas 40 personas estaban vacunadas.

En una entrevista con AP, Walensky dijo que los datos son muy limitados y que la agencia trabaja en un análisis más detallado de lo que le espera a Estados Unidos con la nueva mutación del virus.

“Lo que sabemos en términos generales es que mientras más mutaciones tiene una variante, la gente requiere de un mayor nivel de inmunidad. Queremos asegurarnos de reforzar la inmunidad de todos y eso fue realmente lo que motivó la decisión de expandir nuestra recomendación”, dijo Walensky en alusión a la reciente aprobación de dosis de refuerzo para todos los adultos.

Walensky recalcó que “la enfermedad es leve” en casi todos los casos vistos hasta ahora de la ómicron en Estados Unidos y que los síntomas reportados son, en su mayoría, tos, congestión y fatiga. Una persona fue hospitalizada, pero no se han reportado decesos, precisaron las autoridades de los CDC.

La variante ómicron fue identificada por primera vez en Sudáfrica en noviembre y desde entonces se ha reportado su presencia en 57 países, según la Organización Mundial de la Salud.

El primer caso en Estados Unidos se reportó el 1 de diciembre. Hasta la tarde del miércoles, los CDC tenían registro de 43 infecciones en 19 estados, la mayoría entre adultos jóvenes. Una tercera parte de estos enfermos habían realizado viajes internacionales.

Menos del 1% de los enfermos de COVID-19 en Estados Unidos a los que se les hizo el proceso de secuenciación genética la semana pasada fueron de la variante ómicron. La variante delta representó más del 99% de ellos.

El miércoles, la empresa farmacéutica Pfizer informó que si bien dos dosis de su vacuna contra el COVID-19 podrían no brindar suficiente protección para evitar una infección por ómicron, las pruebas de laboratorio mostraron que un refuerzo de la vacuna aumentó 25 veces los niveles de anticuerpos para combatir al virus.

(Con información de EFE, AP y ONU Noticias)

diciembre 09/2021 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code