La eficacia en la aplicación de las medidas de contención de la COVID-19 se reafirma como método a perfeccionar en la provincia de Camagüey ante los altos índices de transmisión de la enfermedad en todo su territorio, según se analizó en el Grupo de Trabajo Provincial para el enfrentamiento a la COVID.

En las manos de los camagüeyanos está transformar el desfavorable escenario epidémico de la extensa región, afirmó en intercambio con el citado Grupo, Jorge Luis Broche Lorenzo, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, quien encabeza la Comisión Temporal Nacional designada por la dirección del país para apoyar a la provincia, una de las de mayor complejidad en Cuba.

Insistió en aprovechar aún más el alto potencial científico con que cuenta Camagüey, y ejemplificó la labor de un grupo de profesores e investigadores de la Universidad Ignacio Agramonte Loynaz que mediante modelos matemáticos y físicos estudian el comportamiento de la epidemia desde el comienzo de esta y cuya información debe ser una guía para la toma de decisiones y conducción del trabajo en la actual etapa de rebrote.

Junto a las máximas autoridades de la demarcación, y representantes de los subgrupos del órgano de dirección y mando, Broche Lorenzo indicó perfeccionar la calidad de las pesquisas activas y garantizar el personal que las realiza en los 13 municipios, con énfasis en la capital camagüeyana, Jimaguayú, y otros que muestran bajos porcentajes en esa actividad.

Sobre este asunto, Yoseily Góngora López, gobernadora, enfatizó en la importancia de los controles en cada comunidad y a su vez se refirió a la necesidad de continuar la preparación de capacidades para el ingreso de pacientes confirmados y de alto riesgo.

Como parte de este empeño ya se dispone de la Escuela de Cadetes con la posibilidad de recepcionar a 154 enfermos, 38 más en la residencia estudiantil de la sede central de la Universidad de Camagüey y 98 en la sede Pedagógica, y en la próximas horas debe quedar lista la Escuela Primaria Granma para recibir a sospechosos de bajo riesgo, indicó Góngora López.

Igualmente se reiteró prestar especial atención a los aislados por COVID-19 en sus domicilios, principalmente en esta ciudad, mediante mayor exigencia del equipo médico en cada consultorio o área de salud.

El cumplimiento estricto de los protocolos orientados resulta clave en tales propósitos, entre ellos, el uso obligatorio del nasobuco, el lavado frecuente de las manos y el aislamiento social debido a su gran efectividad en la prevención del virus.

La gran velocidad de propagación del patógeno en la región, con la presencia de varias cepas como la sudafricana, incide en el aumento de fallecidos en el territorio y la elevada positividad, al registrar casos autóctonos en sus 13 municipios y una tasa de 551,2 por cada 100 mil habitantes.

A partir de este difícil contexto, Camagüey refuerza el plan de acciones ante la fase de transmisión comunitaria decretada por el Ministerio de Salud Pública, el cual mantiene el horario de restricción de movimiento acordado en las 15 jornadas anteriores, la suspensión del transporte público y la prohibición de salida de la provincia y de los municipios.

El Grupo de Trabajo Provincial para el enfrentamiento a la COVID-19 también aprobó la interrupción de todas las autorizaciones para la circulación vehicular, y solo se renovarán aquellas vinculadas a actividades productivas y de servicios, mientras se incrementarán los trabajadores a distancia, de manera que solo funcionen entidades indispensables.

Por otro lado, el órgano suspendió los servicios y trámites en oficinas y entidades del territorio, y con el objetivo de evitar flujo de personas se trabaja por acercar más los alimentos y productos de primera necesidad a las comunidades y barrios.

julio 06/2021 (ACN)

julio 6, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code