Unos 291 millones más de personas en los países de ingresos medianos y bajos tendrán insuficiencias para comer en 2021, informó hoy el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El texto se basa en la evaluación anual sobre seguridad alimentaria en 76 naciones y pronostica que los niveles mundiales de hambre aumentarán en aproximadamente un tercio este año.

Según la entidad gubernamental para las proyecciones no consideraron el impacto potencial del cambio climático, los conflictos armados o la inestabilidad política o económica.

Ello contribuye a la volatilidad de los precios mundiales en los alimentos, que alcanzaron los mayores niveles en casi una década, afirma.

El informe alerta, además, sobre como la combinación entre la presión económica y el aumento en los costos alimentarios podría traer graves consecuencias para los países más pobres del orbe dependientes, en gran medida, de las importaciones para satisfacer sus necesidades nutricionales.

En el análisis se tuvo en cuenta las consecuencias económicas ocasionadas por la pandemia de la COVID-19 debido, la pérdida de ingresos, y el alza de los precios de los alimentos.

julio 30/2021 (Cubasi)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code