De que la salud y los niños en Cuba son prioridad no cabe duda si hablamos de que este pequeño archipiélago en el Caribe fue capaz en tiempo récord de desarrollar cinco candidatos vacunales, algunas ya consideradas vacunas contra la pandemia de la COVID-19, y que, por otra parte, desarrollaremos la primera Campaña Nacional Infantil contra ese virus a nivel mundial.

Las últimas semanas han chocado fuertemente a toda la población por el alto número de contagios, con mayor incidencia en Cienfuegos, Pinar del Río, La Habana, y, sobre todo, el grupo más joven también ha vivido mayores hospitalizaciones para controlar los parámetros de estos menores y evitar que síntomas más graves se desarrollen fuera de hospitales y sin la supervisión médica.

Para suerte de toda la familia, la semana pasada en el espacio televisivo e informativo Mesa Redonda, se informó del inicio de la vacunación para proteger a niños y adolescentes, quienes son lo que más van quedando pendientes a la inmunización no solo en Cuba, sino en casi todos los países, programa que estimula el regreso a las escuelas con la educación presencial.

El Ministerio de Salud Pública de la nación, el Dr. José Ángel Portal Miranda en su perfil personal de Facebook hace pocos días señaló que “alcanzar altas coberturas de vacunación y con ello tener un impacto significativo en disminuir la transmisión del SARS-CoV-2, solo será posible si al igual que a los adultos, se vacuna también a la población pediátrica”.

Con Soberana 02 y Plus y Abdala, millones de niños cubanos vivirán protegidos y sus familias con un poco más de tranquilidad, asegurarán que sus hijos no se contagien con el SARS-CoV-2, y en caso de enfermar no desarrollen síntomas más complicados o fallezcan, aunque, como bien se ha explicado antes, la respuesta inmunitaria de los niños es casi siempre mayor que la de los adultos.

Sobre la necesidad de vacunar a este grupo de 2 a 18 años, Portal Miranda aseguró que, “en la primera ola de la enfermedad, los contagios en la población pediátrica en Cuba estuvieron alrededor de los 200 casos, y en la segunda ola, esta cifra ascendió a 600 niños y adolescentes. Hasta estos momentos, más de 115 mil menores han sido afectados por la COVID-19”.

Especificó que “con la aparición de variantes más contagiosas del virus, como la Delta, se ha constatado el potencial desplazamiento del número de infecciones de los adultos al grupo pediátrico, en correspondencia con el avance de la vacunación de los primeros”. Tanto para los adultos como para los menores se ha especificado que incluso teniendo vacunas hay que seguir cuidándose.

Ya en términos más médicos sobre la población pediátrica, la máxima autoridad de la salud explicó que “a pesar de que la forma asintomática es la más común entre ellos, se han descrito casos de elevadas cargas virales en niños pequeños, y también se ha observado en estos casos la replicación del virus en su tracto gastrointestinal, lo cual facilita su diseminación”.

Paralelo al programa de vacunación que con tremendos esfuerzos prioriza el gobierno con el apoyo de otros que han realizado donaciones de insumos médicos como jeringuillas, es fundamental que no se relajen las medidas preventivas y la población no baje aún más su percepción de riesgo, puesto que hoy día para nada es raro ver niños jugando en las calles sin precaución.

septiembre 06/2021 (Cubasi)

septiembre 6, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code