En estos momentos las fábricas están a plena capacidad productiva y trabajan para cumplir los acuerdos de suministros de vacunas a naciones establecidos hasta cierre de año.

Con la incorporación, próximamente, del Complejo Biotecnológico en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y de otras plantas de producción, Cuba ampliará sus capacidades de fabricación de vacunas propias anti-COVID-19 para garantizar las dosis de refuerzo, así como la exportación a aquellos países interesados en los inmunógenos.

Así lo anunció, en conferencia de prensa, el doctor Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, quien recordó que desde el mes de septiembre se completaron todas las dosis necesarias de vacunas para inmunizar a la población cubana antes de finalizar el año.

En estos momentos las fábricas están a plena capacidad productiva y trabajan para cumplir los acuerdos de suministros de vacunas a naciones, establecidos hasta cierre de año, precisó.

Puntualizó que, como parte de esos acuerdos, se han enviado cargamentos de la vacuna Abdala hacia Venezuela, Nicaragua y Vietnam, en tanto se han exportado las Soberanas a Irán, como parte del convenio entre el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el Instituto Pasteur de Irán, que incluyó, además, estudios de eficacia en la población persa, de los cuales se dieron a conocer los resultados recientemente.

Asimismo, señaló Martínez Díaz que varias naciones de América Latina, Asia, Europa y África han manifestado su interés por las vacunas cubanas, principalmente en lo relacionado con el uso en la población pediátrica, y a las facilidades de almacenamiento y refrigeración de los fármacos nacionales.

En una visita de Granma a la planta de producción de Abdala, en los Laboratorios AICA, de BioCubaFarma, el doctor Antonio Vallín García, director general de la entidad, declaró que «en el futuro inmediato no solo vamos a tener la planta que hoy está funcionando a tiempo completo, sino que muy probablemente haya dos nuevas líneas de producción (una en la propia UEB AICA y otra en la instalación productiva Liorad), que en enero deben estar disponibles también dentro de las unidades productivas de AICA».

No obstante, aseguró que las capacidades industriales para seguir escalando los niveles de dosis, tanto para Cuba como para otros países que lo requieran, están garantizadas.

Como parte del esfuerzo de la ciencia cubana en el enfrentamiento a la pandemia, se desarrollaron cinco candidatos vacunales, de los cuales tres (Soberana 02 y Soberana Plus, del IFV; y Abdala, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología) ya están patentizados como vacunas, una vez que les fue otorgado el Autorizo de Uso de Emergencia por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed).

En tanto, Soberana 01, del IFV, y Mambisa, del CIGB, aún son candidatos vacunales en fase de ensayo clínico. El primero forma parte del estudio Soberana Centro, en la provincia de Cienfuegos, y sus promotores han manifestado las potencialidades del fármaco como posible dosis de refuerzo.

Mambisa, administrado por la vía intranasal, se estudia en población convaleciente, y muestra grandes ventajas como dosis de refuerzo sobre todo para viajeros.

octubre 13/2021 (Granma)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code