Tras el descubrimiento del primer caso de viruela símica en Cuba, nuestro equipo comparte con la comunidad de lectores una serie de preguntas y respuestas facilitadas por la Organización Mundial de la Salud sobre la enfermedad.

La viruela símica o viruela del mono es una enfermedad causada por el virus de igual nombre que provoca una infección zoonótica vírica, lo que significa que puede propagarse de animales a seres humanos y de persona a persona, indica la Organización Mundial de la Salud.

Tras el descubrimiento del primer caso en Cuba, Granma recopiló una serie de preguntas y respuestas facilitadas por la OMS sobre la enfermedad.

En una primera parte, ya publicada, abordamos inquietudes generales como qué es, cómo se contagia, quién está en riesgo y cómo protegerse.

Ahora visibilizamos algunos elementos importantes a tener en cuenta con respecto a la enfermedad durante el embarazo, la lactancia y los niños.

Viruela del mono: qué es, cómo se contagia, quién está en riesgo y cómo protegerse

En todo caso resulta importante recordar que los síntomas más comunes del padecimiento incluyen fiebre, cefalea, dolores musculares y de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo.
A continuación, las aclaraciones de la OMS sobre los mencionados temas.

¿Pueden los niños contraer la viruela símica?

Sí. Los más pequeños de casa pueden contraer la enfermedad por contacto físico directo con alguien que tiene síntomas. Los datos de países previamente afectados muestran que los niños suelen ser más propensos al cuadro grave de la enfermedad que los adolescentes y los adultos.

En el brote actual de viruela símica se ha detectado un pequeño número de niños con la enfermedad.

¿Qué debo hacer si un niño a mi cuidado tiene síntomas?

La erupción de la viruela símica puede parecerse a la de otras enfermedades infantiles comunes, como la varicela y otras infecciones víricas.

Si el niño tiene síntomas, pida consejo al trabajador de la salud que le atiende habitualmente. Le ayudarán a que le hagan la prueba y a acceder a la atención que necesita.

A los niños debe vigilárseles estrechamente hasta que se hayan recuperado, por si necesitaran atención adicional. El trabajador de la salud responsable del niño puede aconsejar que se le atienda en un centro de salud.
En esta situación, un padre o cuidador que esté sano y con bajo riesgo de viruela símica debería poder aislarse con él.

¿Cuáles son los riesgos de la viruela símica durante el embarazo?

Se necesita seguir investigando para comprender mejor los riesgos de la viruela símica durante el embarazo y cómo el virus puede transmitirse al feto en el útero o al recién nacido durante o después del nacimiento, o durante la lactancia.

La información disponible indica que contraer la viruela símica durante el embarazo puede ser peligroso para el feto.

Si está embarazada, evite el contacto directo con cualquier persona que tenga viruela símica. Cualquiera que tenga contacto directo con una persona infecciosa puede contraer la viruela símica, independientemente de quiénes sean.

Si cree que ha estado expuesta a la enfermedad o muestra síntomas, póngase en contacto con su médico.

¿Puedo continuar dando el pecho si me han diagnosticado viruela símica?

Si se ha confirmado que tiene viruela símica o lo sospecha y está dando el pecho, debe buscar asesoramiento médico, pues solo los especialistas pueden evaluar el riesgo de transmitir la viruela símica, así como el riesgo de retirar la lactancia materna al bebé.

Si es posible que continúe amamantando y tenga contacto estrecho con el bebé, le asesorarán sobre cómo reducir el riesgo mediante la adopción de medidas como cubrir las lesiones y llevar mascarilla para reducir el riesgo de transmitir el virus.

Deberá buscarse cuidadosamente el equilibrio entre el riesgo de infección y el daño y la angustia posible causados por la interrupción de la lactancia materna y el contacto directo entre el progenitor y el hijo.

Todavía no se sabe si el virus de la viruela símica se puede transmitir de padres a hijos a través de la leche materna; se trata de un ámbito que necesita más estudios, concluye la OMS.

agosto 24/2022 (Granma)

agosto 25, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana, Enfermedad, Salud, Salud Pública, Viruela simica o viruela del Mono, virus | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code