Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) participará como orador, junto a otras personalidades, en una sesión dentro de la reunión anual del Foro Económico Mundial que se celebrará en Davos (Suiza), denominada ‘Preparándose para la enfermedad X’.

La ‘enfermedad X’

Según la OMS, «la ‘enfermedad X’ representa el conocimiento de que una epidemia internacional grave podría ser causada por un patógeno del que actualmente se desconozca que cause enfermedades humanas». La OMS ha advertido de que una desconocida ‘enfermedad X’ provocada por un hipotético patógeno podría provocar 20 veces más muertes que la pandemia de coronavirus.

Esta potencial enfermedad se encuentra en el mismo nivel de importancia en la investigación que otras enfermedades peligrosas con las que lidiamos en la actualidad y que engrosan la lista de las prioridades del organismo internacional. En la versión actualizada de esta lista de enfermedades, que plantean el mayor riesgo para la salud pública debido a su potencial epidémico y/o si no existen contramedidas o son insuficientes, se encuentran exclusivamente agentes virales.

La OMS enumeró a estas otras 8 prioridades:

covid-19,

fiebre hemorrágica de Crimea-Congo,

enfermedad por el virus del Ébola y enfermedad por el virus de Marburg,

fiebre de Lassa,

síndrome respiratorio de Oriente Medio por coronavirus (MERS-CoV) y síndrome respiratorio agudo severo (SARS),

Nipah y enfermedades henipavirales,

fiebre del Valle del Rift,

Zika

Reacciones ante el anuncio de la sesión

La noticia de la inclusión de esta temática en la reunión del Foro Económico Mundial generó un acalorado debate en las redes sociales, recoge Fortune. Muchos usuarios advirtieron que los supuestos preparativos para la enfermedad desconocida podrían ser paralelos a los tipos de medidas de cierre implementadas durante la pandemia de covid-19.

En esa línea, Monica Crowley, quien fuera subsecretaria de asuntos públicos del Departamento del Tesoro estadounidense durante la Administración Trump, señaló el jueves en X (antes Twitter) que un nuevo contagio «justo a tiempo para las elecciones» permitiría a los «globalistas no electos» implementar bloqueos, «restringir la libertad de expresión y destruir más libertades». «¿Suena descabellado? También lo era lo que ocurrió en 2020», agregó.

En contraposición a esta postura, el Dr. Amesh Adalja, académico principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud (EE.UU.), comentó a Fortune que los profesionales de salud pública «siempre han realizado experimentos mentales y ejercicios prácticos para prepararse para las pandemias». «Sugerir arbitrariamente que estos ejercicios y reuniones son parte de algún tipo de conspiración evade el propósito real para el que sirven y los problemas en los que están tratando de ganar terreno», añadió.

Por su parte, el Dr. Stuart Ray, vicepresidente de medicina para integridad y análisis de datos en el Departamento de Medicina del Johns Hopkins, señaló que sería «irresponsable» que los líderes mundiales no se reunieran en el foro y reafirmó la importancia de que estas reuniones se publiciten. «La coordinación de la respuesta de salud pública no es una conspiración, es simplemente una planificación responsable», agregó.

Por otra parte, desde el Servicio Federal de Rusia para la Supervisión de la Protección y el Bienestar del Consumidor (Rospotrebnadzor) indicaron que el próximo debate podría tener motivos más económicos que científicos. En este sentido, recordaron que, después del fin de la pandemia de covid-19, la OMS está tratando de promover la idea de la necesidad de reformar la arquitectura sanitaria mundial, citando como justificación las amenazas futuras, hablando de la falta de preparación del mundo para ellas y pidiendo una mayor financiación para la organización. (Fuente: Rusia Today)

1 4 enero 2024| Fuente: Radiohc| Tomado de| Noticias| Ciencia

enero 20, 2024 | Gleidis Hurtado Cumbá | Filed under: Ciencia, Cuba, De la prensa cubana | Etiquetas: , , , |

La OMS calificó 2023 como año de “hitos y retos en la salud pública mundial”, entre ellos el fin de la pandemia de Covid-19 y del brote de mpox, además de aprobarse nuevas vacunas.

En su discurso de fin de año, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, resaltó entre los acontecimientos más destacados en este calendario la declaración en mayo del punto final de la emergencia de salud pública internacional de la Covid-19.

“Esto marcó el punto de inflexión para el mundo después de tres años de crisis, dolor y pérdida para la gente en todas partes. Me alegro de ver que la vida ha vuelto a la normalidad”, apuntó.

Mencionó, además, la conclusión del brote de mpox o viruela del mono como emergencia sanitaria mundial y la aprobación de nuevas vacunas contra la malaria, el dengue y la meningitis.

En este periodo, recordó, Azerbaiyán, Tayikistán y Belice fueron declarados libres de paludismo y se eliminaron algunas enfermedades tropicales en distintos países, entre ellas la del sueño en Ghana, el tracoma en Benín, Mali e Iraq, y la filariasis linfática en Bangladesh y Laos.

Subrayó que otra enfermedad prevenible mediante vacunación, la poliomielitis, está cerca de ser erradicada y que 30 países más introdujeron la vacuna contra el VPH en sus esfuerzos para eliminar el cáncer de cuello de útero.

En contraste, el directivo de la OMS apuntó que 2023 fue también un año “de inmensos y evitables sufrimientos y amenazas para la salud”.

En este contexto se refirió a la guerra entre Israel y Hamás que ha causado miles de muertes, en tanto los hospitales y el personal sanitario en Gaza sufren reiterados ataques, “mientras que los esfuerzos de ayuda no cubren las necesidades de la población”.

Especificó que hasta el 22 de diciembre solo nueve de las 36 instalaciones sanitarias de Gaza funcionaban parcialmente, y de ellas apenas cuatro ofrecían los servicios más básicos en el norte, motivo por el cual “seguimos pidiendo un alto el fuego inmediato”, insistió.

También se refirió a otros lugares del mundo asolados por la guerra y los conflictos armados, como Sudán, Ucrania, Etiopía y Myanmar.

“Sin paz no hay salud, y sin salud no puede haber paz”, dijo.

Otro elemento negativo son los brotes de cólera, que catalogó como situación preocupante, con una cifra récord de más de 40 en todo el mundo.

Además, en términos de preparación y respuesta ante emergencias, “siguen existiendo lagunas en la preparación mundial para prevenir la próxima pandemia”, dijo.

El director general de la OMS precisó que actualmente los gobiernos están negociando el primer acuerdo mundial para proteger a las comunidades de las pandemias, un plan diseñado para abordar los vacíos existentes en cuanto a la colaboración, la cooperación y la equidad mundiales.

29 diciembre 2023 | Fuente: Prensa Latina | Noticias

En un comunicado publicado este martes, la OMS subrayó que estas herramientas incluyen algunas de las plataformas de más rápida expansión, como ChatGPT, Bard, Bert y muchas otras que imitan la comprensión, el procesamiento y la producción de la comunicación humana.

Advirtió que es imperativo examinar cuidadosamente los riesgos cuando se utiliza la IA para mejorar el acceso a la información de salud, como una herramienta de apoyo a la toma de decisiones, o incluso para mejorar la capacidad de diagnóstico en entornos de escasos recursos para proteger la salud de las personas y reducir la inequidad.

“Si bien la OMS está entusiasmada con el uso apropiado de las tecnologías para apoyar a los profesionales de la salud, los pacientes, los investigadores y los científicos, existe la preocupación de que la cautela que normalmente se ejercería para cualquier tecnología nueva no se está ejerciendo de manera coherente con la IA”, resaltó.

Comentó que la adopción precipitada de sistemas no probados podría generar errores por parte de los trabajadores de la salud, causar daño a los pacientes, erosionar la confianza en la IA y, por lo tanto, socavar o retrasar los posibles beneficios y usos a largo plazo de tales tecnologías en todo el mundo.

Entre las preocupaciones manifestadas por el organismo que exigen una supervisión rigurosa necesaria para que las tecnologías se utilicen de manera segura, eficaz y ética, está que los datos utilizados para entrenar la IA pueden estar sesgados, generando información engañosa o inexacta que podría plantear riesgos para la salud.

Además, la IA podría generar respuestas que pueden parecer autorizadas y plausibles para un usuario final y, sin embargo, ser completamente incorrectas o contener errores graves.

Si bien está comprometida con el aprovechamiento de las nuevas tecnologías, la OMS recomienda que los formuladores de políticas garanticen la seguridad y protección del paciente mientras las empresas de tecnología trabajan para comercializar la IA.

Mayo 17/2023 (Prensa Latina) – Tomado de Noticias Salud Copyright 2016-2021 Agencia Informativa Latinoamericana S.A.

 

mayo 18, 2023 | Jessica Arias Ramos | Filed under: De la prensa cubana, Inteligencia artificial, Organización Mundial de la Salud (OMS) | Etiquetas: , , , |