Ya tienen experiencia. Se la dio la entrega humanista y desinteresada, el amor por el prójimo y la necesidad de dar su aporte durante este periodo pandémico. Para estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV), formar parte de quienes laboran en centros de aislamientos e instituciones para el enfrentamiento a la COVID-19, es un deber.

En este rebrote, el más agresivo que enfrenta Cuba y Villa Clara en particular, se acondicionaron los edificios U1, U2, y 900 (torres B y C), capacidades de las residencias estudiantiles, en centros de aislamiento de casos sospechosos y contactos de la enfermedad. Mientras se ampliaron las capacidades de la sede pedagógica Félix Varela, la que ya había actuado como hospital. Se adicionaron los edificios 2, 3, 4 y 5 de esa institución educacional, y se estableció otro espacio similar en el edificio 900 (torre A) de la sede central, con el fin de tratar pacientes positivos.

La Dra.C. Osana Molerio Pérez, rectora de la casa de altos estudios, reconoció la valentía de los incorporados, así como el desenvolvimiento demostrado. Asimismo explicó que las puertas de la Universidad Central de las Villas (UCLV), han estado abiertas para apoyar esta situación compleja desde varias aristas como la científica, incluso.

Otros muchos ejemplos

La UCLV es un ejemplo entre los colectivos que han dispuesto sus instalaciones para cumplir esta misión de urgencia.

En Villa Clara se amplían las capacidades de ingreso en centros escolares, como la Escuela de Arte Olga Alonso, hoteles de la gastronomía, albergues de centros laborales, la Escuela Provincial del Partido, el Centro de Convenciones de la Central de Trabajadores de Cuba, entre muchas otras áreas que tienen posibilidades de alojamiento. En esta misión ha sido decisivo el apoyo del Micons, Recursos Hidráulicos, entre otros organismos.

Este es solo una de las 18 instituciones que se crearon el territorio para atender a pacientes de bajo riesgo en el enfrentamiento a la COVID-19. En cada municipio se buscaron opciones y alternativas para dar solución a sus necesidades. En los casos pediátricos también se establecieron otras capacidades, como la escuela especial Fructuoso Rodríguez.

Los servicios médicos son estables durante 24 horas en todas las instalaciones acondicionadas desde la urgencia y se cuenta con personal capacitado, además del apoyo de los estudiantes de las carreras relacionadas con la esfera de la salud, en particular los que cursan el 6to año de Medicina. Las camas para los enfermos están disponibles.

julio 8/2021 (Trabajadores)

julio 9, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code