Ante la dispersión territorial del nuevo coronavirus y el aumento de la velocidad de la transmisión, resultado de la circulación de las cepas de Wuhan, Sudáfrica, Reino Unido y California, autoridades sanitarias en Santiago de Cuba trabajan con denuedo para frenar la cuarta ola de la COVID-19.

La ciudad cabecera, Palma Soriano y Contramaestre devienen las localidades con mayor dificultad epidemiológica y allí, en todas sus áreas de salud, se refuerzan los equipos médicos con personal técnico capacitado para favorecer la adherencia a los protocolos con rigurosidad y efectividad, refirió María Eugenia García, directora provincial del sector.

Según explicó a la prensa, la estrategia prevé identificar en las comunidades a todas las personas con síntomas sugestivos de COVID-19 y el inmediato aislamiento, acorde a la clasificación ya establecida con prioridad para los sospechosos y sus contactos con comorbilidades, en centros habilitados al efecto.

García destacó que en ese propósito contribuirá el empleo de Umelisa SARS-Cov-2, diagnosticador de producción nacional desarrollado por el Centro de Inmunoensayo, perteneciente al grupo BioCubaFarma, lo cual dotará de mayor soberanía al país en el combate contra la pandemia.

Aunque la confirmación de la positividad siempre se hará con PCR en tiempo real, la utilización de esta tecnología optimizará las pruebas de laboratorio, y permitirá realizar estudios poblacionales, que ayudarán a adelantarse al coronavirus, señaló.

Sobre la disponibilidad de instalaciones para el ingreso, en un momento de rápida propagación de la enfermedad, la doctora manifestó que la mayoría de los centros de aislamiento se acondicionaron para la hospitalización de sospechosos de bajo y alto riesgo, además de los ya existentes para los positivos.

Anunció, asimismo, que ante el alza de enfermos en edades pediátricas el hospital Juan de la Cruz Martínez, conocido como la Ondi, se dedicará por completo a la atención de estos pacientes, y para ello trasladarán el servicio de Neonatología para el infantil sur Antonio María Béguez.

Las nuevas cepas provocan un vertiginoso deterioro celular de los infectados y aceleran los estadios de gravedad, de ahí que en la suroriental provincial se labore para ampliar la cobertura de posiciones ventilatorias.

En este sentido, la especialista en Medicina Interna informó que el territorio tiene hoy 45 capacidades para graves y críticos, distribuidas en las unidades asistenciales Ambrosio Grillo (15), Joaquín Castillo Duany (23) y Juan de la Cruz Martínez (7), y llegarán a 58 para afrontar en mejores condiciones cualquier contingencia y auxiliar a las vecinas Granma y Guantánamo.

Pese al delicado escenario que hoy exhibe Santiago de Cuba, con un promedio diario de 200 contagiados en los últimos 15 días, las autoridades de salud y gubernamentales trabajan en aras de contener la transmisión en el menor tiempo posible.

Hace poco más de una semana se encuentra en el territorio el Comandante de la Revolución y viceprimer ministro Ramiro Valdés Menéndez, quien encabeza la comisión nacional que acompaña al Grupo Temporal de Trabajo para el enfrentamiento a la COVID-19.

La segunda capital del país reportó este martes 340 positivos, cifra récord desde el inicio de la enfermedad en marzo de 2020.

julio 07/2021 (ACN)

julio 7, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code