El sector de la Salud Pública en la provincia de Camagüey analizó hoy las estrategias de trabajo a aplicar durante el actual año, dirigidas fundamentalmente a mejorar indicadores de algunos programas y servicios afectados tras la incidencia de la etapa más crítica de la pandemia de la COVID-19.

Camagüey, 1 mar (ACN) El sector de la Salud Pública en la provincia de Camagüey analizó hoy las estrategias de trabajo a aplicar durante el actual año, dirigidas fundamentalmente a mejorar indicadores de algunos programas y servicios afectados tras la incidencia de la etapa más crítica de la pandemia de la COVID-19.

La enfermedad provocó un reordenamiento de los centros hospitalarios en el territorio, pues dos de sus principales instituciones –los Hospitales Clínico Quirúrgico Amalia Simoni y el Militar Octavio de la Concepción y la Pedraja-, pasaron a atender directamente pacientes de SARS-CoV-2, y el Hospital Provincial Universitario Manuel Ascunce Domenech debió asumir gran parte de la labor asistencial en el territorio.

Durante la incidencia más alta de la contingencia epidemiológica, los resultados de programas básicos se afectaron, como el materno infantil que registró al cierre del 2021 una tasa de 8.3 fallecidos por cada mil nacidos vivos, superior a la del año precedente, al igual que la de las muertes maternas, las cuales constituyen un grupo de riesgo.

El Hospital Ginecobstétrico Ana Betancourt de Mora, de esta ciudad, no ajeno a las limitaciones agravadas por el bloqueo y la enfermedad a nivel mundial, dedicó una de sus instalaciones –conocida como El Centenario- a las gestantes positivas de la COVID-19, y al llegar al estado de gravedad eran remitidas al Universitario Manuel Ascunce Domenech.

En el mes de abril del 2021 esa institución asumió la atención a las maternas con COVID-19 el local donde se ofrece el Servicio de Cardiología (Cardiocentro) del Manuel Ascunce Domenech, adecuado con ese fin, en la etapa más severa, cuando esa unidad asistencial, la más grande del territorio, acogía los pacientes que normalmente acudían al “Amalia Simoni” y al “Militar”.

Yanara Peláez Guerra, directora del citado hospital Universitario, el mayor del territorio, destacó la labor del colectivo de profesionales y trabajadores de la institución en medio de un periodo de muchas complejidades.

Entre los objetivos para el actual año mencionó conseguir una mayor integración de los equipos multidisciplinarios, lo cual permite brindar un mejor servicio y las respuestas oportunas ante los diversos casos y situaciones que atienden.

Iluminada Menéndez Placeres, directora de Salud Pública en el municipio de Camagüey, opinó que a pesar de la difícil situación con los recursos, el personal de esta rama logró enfrentar la COVID-19 sin dejar de tener en cuenta los aciertos y desaciertos en esas tareas, así como señaló el desafío de transformar los indicadores sobre todo de calidad en la atención a la población.

Al compartir con los participantes, Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en la provincia, afirmó que los trabajadores de la salud se crecieron ante la pandemia, a través del cumplimiento de lo que ello implica y la prestación de otros servicios vitales.

Ese destacado quehacer motivó un reconocimiento especial entregado por la organización política y el Gobierno en el territorio dedicado a todos los trabajadores del sector y que recibió la Dirección Provincial de Salud por la excepcional labor desplegada durante el año, signado por la COVID-19.

Más adelante significó el desempeño de profesores y estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas Carlos J. Finlay, que estuvieron vinculados a zonas rojas, centros de aislamiento y otras actividades, asociadas al enfrentamiento a la epidemia en los municipios camagüeyanos, con énfasis en la cabecera del territorio.

Las mejores enseñanzas del rebrote pandémico, dijo el dirigente, hay que aplicarlas al trabajo diario en el 2022, e instó a perfeccionar la atención primaria de salud, el programa materno infantil, el estímulo a los trabajadores, mientras que remarcó la necesidad de mejorar los servicios de médicos especialistas, esto último motivo de inquietudes de la población.

Durante la cita de los representantes del sistema de Salud Pública en Camagüey, recibieron reconocimientos además las direcciones del sector en Camagüey y Florida, así como los hospitales provinciales radicados en la urbe capital.

Entre los propósitos del sector en el 2022 están a su vez transformar el programa del médico y la enfermera de la familia, donde debe resolverse el 80 por ciento de los problemas de los pacientes, y continuar elevando el nivel inmunológico mediante el completamiento de la vacunación anti-COVID-19 masiva y de refuerzo.

marzo 1/2022 (ACN)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code