El director de Investigaciones Biomédicas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba, Gerardo Guillén, destacó hoy la importancia de vacunar a los convalecientes de la covid-19.

“Hemos visto que los convalecientes que pasaron de forma leve la enfermedad tienen baja respuesta inmunológica a la infección natural, no así los que la transitaron de manera grave o crítica”, subrayó el investigador titular.

Esto no quiere decir que no estén protegidos, porque tienen respuesta de memoria inmunológica y celular, pero si esta se incrementa, la protección es mayor y se reduce la posibilidad de reinfección con variantes más contagiosas, puntualizó.

Al referirse a la fase II del ensayo clínico con la vacuna cubana Abdala y el candidato vacunal intranasal Mambisa en convalecientes de la covid-19 dijo que está dirigido a evaluar la seguridad e inmunogenicidad.

Con Mambisa fueron utilizados en la fase I para administrarla spray, dispensador en gotas y dispositivo cubano con jeringuilla.

Las vacunas cubanas -resaltó Guillén- evidencian pocos eventos adversos y en su mayoría son locales e inherentes al proceso de inmunización.

En cuanto a Abdala, provocó induración, dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección, febrícula, dolor de cabeza, malestar general y decaimiento, reacciones comunes a la administración de cualquier vacuna.

Mambisa ocasionó irritación en la mucosa nasal, secreción, dolor de cabeza y malestar general, comentó Guillén a la Agencia Cubana de Noticias.

También Mambisa resulta más atractiva porque no requiere de la inyección como Abdala e induce respuesta a nivel de mucosa al administrarse por la misma vía de entrada del virus, lo que pudiera evitar que las personas se infecten, resaltó el investigador caribeño.

noviembre 06/2021 (Cubasi)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code