Agregan que esta cepa tiene una gran cantidad de mutaciones y la evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección, lo que en opinión de la OMS es una evidencia indicativa de un cambio perjudicial en la epidemiología de la COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó, este 26 de noviembre, a la variante B.1.1.529 del SARS-CoV-2 como «de preocupación» y le otorgó el nombre de Ómicron.

En su web, el organismo internacional indica que la nueva variante B.1.1.529 se notificó por primera vez a la OMS desde Sudáfrica el 24 de noviembre de 2021, en tanto la primera infección confirmada conocida es de una muestra recolectada el 9 de noviembre.

Agregan que esta cepa tiene una gran cantidad de mutaciones y la evidencia preliminar sugiere un mayor riesgo de reinfección, lo que en opinión de la OMS es una evidencia indicativa de un cambio perjudicial en la epidemiología de la COVID-19.

La OMS califica una variante como «de preocupación» cuando las cepas poseen cambios genéticos, que afectan las características del virus, tales como transmisibilidad, gravedad de la enfermedad, escape inmunológico, escape diagnóstico o terapéutico.

También se conoció que los principales índices bursátiles de EE. UU. se desplomaron este viernes en medio de preocupaciones por la propagación de la nueva cepa del coronavirus, según RT.

El índice Nasdaq Composite, que se basa en las cotizaciones de las empresas de alta tecnología, cayó a 15,468 puntos (un 2,38 % menos). El índice Dow Jones perdió un 2,92 % hasta los 34,761 puntos. Mientras, el índice S&P 500, que incluye las 500 empresas estadounidenses de mayor capitalización, se situó en 4,590 puntos (un 2,35 % menos), según los datos oficiales de las 16:22 (GMT).

noviembre 27/2021 (Granma)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*