Una caja que contiene 10 bulbos de Abdala, primera vacuna latinoamericana anti-SARS-CoV-2, integra desde este lunes 22 de noviembre las colecciones del Museo Farmacéutico de Matanzas, como producto excepcional y memoria tangible de la inmunización contra la COVID-19 en el territorio de Matanzas.

Marcia Brito, directora de la otrora Botica Francesa del doctor Ernesto Triolet, Monumento Nacional, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que la donación realizada por la gestión de Ángel Haza, inversionista de Farmacia y Óptica en la provincia, representa la continuidad de los estudios del sector en el país.

Desde la historia de la Botica Francesa hasta nuestros días, por la seriedad y la cientificidad del trabajo de los farmacéuticos, se obtienen productos como Abdala que hacen que Cuba sea líder en lo relacionado con la lucha contra la pandemia, añadió Brito.

«Ángel Haza tuvo la idea de que parte de Abdala estuviera no solo en nuestros cuerpos sino también en nuestro museo, logró la autorización para que los frascos vinieran a la botica y desde hoy, Día del Trabajador Farmacéutico Cubano, integran los fondos de la institución», resaltó.

«Para ser declarado patrimonial, el objeto debe tener 50 años. En este caso no podemos decir que los bulbos desde una perspectiva museológica son patrimoniales, pero desde el punto de vista histórico forman parte indiscutible del patrimonio científico cubano», explicó.

El Museo Farmacéutico de Matanzas está vivo y la historia que guarda es el fundamento que sirve hoy al desarrollo científico de las ciencias médico- farmacéuticas en el país y en coherencia defendemos la relevancia de la donación como garantía para representar continuidad, resaltó.

La Botica Francesa, llamada así en sus inicios, fue fundada el 1 de enero de 1882 en la antigua plaza de Armas, actual parque de La Libertad de la ciudad de Matanzas, a 100 kilómetros al este de La Habana, por los doctores en Farmacia Juan Fermín Figueroa y Ernesto Triolet.

Exponente de la arquitectura neoclásica de fines del siglo XIX en esta villa, funcionó como establecimiento de medicamentos hasta 1963 y al siguiente año pasó a su actual función, única sala con estas características en el continente.

(Con información de ACN)

noviembre 22/2021 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*