El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” recibió este lunes en Roma la Medalla al Mérito, en su clase de Oro, otorgada por la Asociación Cultural Confraternidad de San Ambrosio.

El presidente de la organización con sede en Milán, doctor Guido Broich, entregó la condecoración a la embajadora de Cuba en Italia, Mirta Granda, en representación de la agrupación sanitaria conocida por su labor solidaria en diferentes países.

El compromiso internacionalista de varias décadas de la Brigada, al llevar ayuda médica a pueblos necesitados en todo el mundo, sin distinción política ni reclamos económicos, fue uno de los argumentos del reconocimiento.

El texto destacó como el Contingente debió superar hostilidades preconcebidas y vencer “las gravísimas dificultades impuestas, de manera unilateral y con infracción del derecho internacional, por el bloqueo impuesto a Cuba, el cual incluye suministros sanitarios esenciales”.

Con motivo de la pandemia de covid-19, puntualizó, la Brigada brindó inmediatamente su ayuda, también a Italia, hasta llegar a constituir un espacio de intervenciones de gran eficacia en la provincia de Crema, además de otras actividades en el país.

Estamos aquí para subrayar y compartir, cuanto sea posible, el agradecimiento por una acción que ha tocado profundamente nuestra alma y la reflexión sobre el valor absoluto de la salud, un derecho congénito del ser humano, dijo Broich en su intervención.

En ese sentido, citó fragmentos del discurso pronunciado por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, en Ginebra el 14 de mayo de 1998 con motivo del 50 aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud.

El presidente de la Confraternidad de San Ambrosio se refirió, además, a los logros del sistema de salud de Cuba, con indicadores superiores, incluso, al de países económicamente desarrollados.

Asimismo, reconoció a la embajadora con la “Cruz de primera clase de los soldados de San Ambrosio”, santo patrono de Milán, ciudad donde fue creada la Confraternidad en 2010, con la intención de profundizar y vivir en el respeto y estudio de la tradición europea derivada de su milenaria historia.

Por su parte, Granda agradeció las palabras de Broich respecto al sistema de salud cubano, a la labor del Contingente Internacional “Henry Reeve” y, sobre todo, a la obra de la Revolución cubana en materia de internacionalismo, solidaridad y salud que al final, dijo, es la obra de Fidel Castro.

Recibo la condecoración para el Contingente Henry Reeve con gran honor para mi país y la entregada a mí como un reto para seguir trabajando por lo que Cuba necesita y las relaciones bilaterales entre Cuba e Italia merecen, añadió.

Asistieron también al acto la vicetitular del Ministerio de Justicia, Yashna Díaz, y el director de Relaciones Internacionales de ese organismo, Antonio Israel Ybarra, ambos aquí en visita de trabajo, el vicepresidente dela Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba, Walter Persello, y dirigentes de la Confraternidad, entre otros.
(Con información de Prensa Latina)

marzo 2472022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code