Sancti Spíritus, 30 mar (ACN) La puesta en marcha de una planta de oxígeno medicinal, primera de su tipo de las que dispondrá en un futuro la provincia de Sancti Spíritus, avanza en el sureño municipio de Trinidad como parte de una estrategia de Cuba que busca prever posibles escenarios similares a los provocados por la variante Delta del SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Según reporta hoy la página web del periódico Escambray, la planta con una capacidad de producción de 30 metros cúbicos de oxígeno –unos 120 botellones al día- está situada en el Hospital General Municipal Tomás Carrera Galiano, pero de acuerdo con directivos de Salud en Sancti Spíritus, la intención es situar una segunda en Yaguajay, otro de los territorios distantes geográficamente de la capital espirituana.

Refirió el rotativo que antes de las labores de ensamblaje, en el área exterior de la institución hospitalaria se edificó la nave que resguarda la planta y se solucionó el suministro de energía eléctrica, una de las mayores dificultades de la inversión de alto impacto social, lo que implicó el emplazamiento de un nuevo banco de transformadores con un voltaje de 440 Volt.

De acuerdo con Omar Rafael Machado y Eduardo Collazo, especialistas de la Empresa de Automatización Integral del Ministerio de Industrias en la provincia y quienes asumen la instalación de los componentes, esta es una planta adquirida en China que fue preciso desarmar para su traslado y que emplea el aire del medio ambiente como materia prima, separa el oxígeno del nitrógeno y lo conduce hasta las terminales para el llenado a presión de los cilindros.

El montaje exige mucha precisión, aseveraron los ingenieros, y además hay que revisar los circuitos eléctricos del Panel General de Distribución y del resto de los paneles, la conexión de los instrumentos de medición y de todos los sistemas en sentido general.

Tras dos semanas de ensamblaje y de las pruebas estáticas, comenzó la fase decisiva de comprobaciones a partir de la energización de la planta, acciones que poseen un alto grado de complejidad para evitar salideros o cortes eléctricos que puedan ocasionar accidentes, pues el oxígeno es un gas muy inflamable y en el proceso de producción alcanza altas presiones.

La puesta en marcha de la planta asegura su autonomía total, la continuidad del proceso y el llenado de los cilindros, incluso ante afectaciones energéticas provocadas por fallas en el Sistema Electro energético Nacional, gracias a las adecuaciones realizadas en el grupo electrógeno ubicado en el hospital Tomás Carrera Galiano.

Aunque por el momento la institución hospitalaria municipal carece de una red interna de suministro del gas medicinal, dispondrá de los cilindros suficientes a fin de cubrir la demanda de los pacientes que requieren este tratamiento, cuyo proceso en la planta se hará libre de contaminación acústica.

Varias son las inversiones que asume el sector de la Salud en el territorio, sobre todo en la capital espirituana, donde el Hospital General Camilo Cienfuegos, mayor centro asistencial de esta región central, concentra buena parte de los montos destinados a la ejecución de nuevas obras y a la reparación de otros; mientras, en Trinidad, prosigue, a su vez, la edificación de una sala de hemodiálisis.

marzo 30/2022 (ACN)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code