Los expertos dicen que las esperanzas de obtener un antídoto para llevarlo al mercado son altas; sin embargo, son bajas respecto a la rapidez con que esto pueda ocurrir.

El primer ensayo en humanos que prueba una posible vacuna para prevenir la COVID-19 comenzó este lunes en Estados Unidos, pero su uso público demorará más de un año, según confirmaron en Washington funcionarios de salud.

Encontrar una vacuna segura y eficaz para prevenir la infección del nuevo coronavirus ‘es una prioridad urgente de salud pública’, según expresa en un comunicado el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas.

Este estudio de fase 1, lanzado a una velocidad récord, es un primer paso importante para lograr ese objetivo, precisa el texto.

El ensayo -en 45 hombres y mujeres no embarazadas de entre 18 y 55 años- lo realiza el Instituto de Investigación de la Salud de Kaiser Permanente en Seattle, estado de Washington, donde los casos de COVID-19 se incrementaron y es uno de los más afectados del país.

Los expertos dicen que las esperanzas de obtener un antídoto para llevarlo al mercado son altas; sin embargo, son bajas respecto a la rapidez con que esto pueda ocurrir.

La semana pasada Fauci expresó a periodistas que ‘una vacuna de uso público probablemente no estará lista hasta dentro de 12 a 18 meses.

Aunque por el momento no existe en el mundo una vacuna preventiva o tratamiento específico para el coronavirus SARS-CoV-2, la industria farmacéutica cubana garantiza la producción de fármacos ya probados y con alta eficacia como el Interferón Alfa 2B Humano Recombinante.

El fármaco antillano logró curar a más de mil 500 pacientes con COVID-19 y se encuentra entre los medicamentos elegidos por la Organización Mundial de la Salud. Muchos países ya solicitan a Cuba la posibilidad de obtener el Interferón Alfa 2B.

La pandemia del peligroso coronavirus infectó a más de 169 mil personas y mató a más de seis mil 500 en todo el mundo.

De la cifra total, son cuatro mil los contagios y 70 fallecidos en Estados Unidos, el país con los peores índices de impacto de la COVID-19 en América.

El presidente Donald Trump recibió innumerables críticas por la respuesta de su administración a esta crisis sanitaria.

marzo 17/2020 (Escambray)

marzo 18, 2020 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code