Cuba no reporta ningún caso de la hepatitis aguda infantil de origen desconocido que circula en el mundo, pero desde ya las autoridades sanitarias se mantienen alertas y vigilantes ante ese brote, afirmó este lunes el director nacional de Epidemiología de Salud Pública, Francisco Durán García.

El doctor dijo que ya se preparan los médicos y demás personal del sector y en cada provincia mantienen un seguimiento a los niños reportados en el mundo a fin de lograr una preparación eficaz ante esta enfermedad.
A día de hoy en todo el territorio nacional no se reporta incremento de la incidencia de casos de ningún tipo de hepatitis en infantes del país, y menos con las características de la enfermedad desconocida.

“Cualquier caso que llegue a las instalaciones hospitalarias con síntomas como orinas oscuras, heces fecales claras, malestar, trastornos digestivos en niños sanos sin aparente causa serán vigilados para descartar dicha hepatitis”, señaló.

Dijo que se han reportado unos 169 casos en 12 países, de los cuales ya uno falleció por esa causa.

En los estudios internacionales realizados se han buscado las causas para ver si se trata de hepatitis viral A, B, C, D o E que son las conocidas hasta el momento; y no es ninguna de ellas. Tampoco aparecen causas tóxicas; sin embargo, sí hay evidencias de adenovirus, es decir, un padecimiento que produce cuadros respiratorios, indicó el experto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la misteriosa enfermedad, por ahora de origen desconocido, se ha manifestado en infantes desde un mes de nacidos hasta los 16 años, y los síntomas clínicos más frecuentes observados son inflamación del hígado con enzimas hepáticas marcadamente elevadas, dolores abdominales, vómitos y diarreas.

Aproximadamente uno de cada 10 pequeños requirió trasplante de hígado tras contraer la dolencia y no responder al tratamiento farmacológico.

De forma preliminar, los científicos sugieren que el agente causante de esta hepatitis puede ser un adenovirus (se transmite por contacto o por el aire), en particular el F 41, o una variante más agresiva. Tampoco se descarta que se trate de un virus aún no identificado.

Como acciones preventivas, el ente sanitario recomienda adoptar medidas similares a las aplicadas con la pandemia de la COVID-19, entre ellas el lavado de manos frecuente y cubrirse la boca al toser y estornudar.

Recientemente, el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades notificó que, de todos los niños informados en el mundo, alrededor de 40 se han producido en países del llamado Viejo Continente.

Desde su primera notificación por parte de Reino Unido hace unas semanas, se ha descartado que la hepatitis estuviera relacionada con las vacunas contra la COVID-19 o con posibles viajes.

(Con información de Prensa Latina)

mayo 02/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code