Cuba y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) colaboran en un proyecto dirigido a la familia y educadores que atienden a personas con autismo, cuyo día internacional se conmemora hoy.

El Instituto Central de Ciencias Pedagógicas y la representación en Cuba de Unicef desarrollan desde hace varios años la iniciativa Muéstrales el camino, la cual proporciona material informativo a expertos y familiares como resultado de programas de investigación de especialistas cubanos.

Las doctoras Imilla Campo y Yaima Demósthene explicaron en exclusiva a Prensa Latina que en esta etapa se publicaron folletos especializados y material didáctico con el propósito de que se logre una comprensión de esta condición y se conozcan las potencialidades de estas personas.

Una particularidad de estas iniciativas es que tiene en cuenta la cultura y la realidad cubanas y en ese sentido destaca la creación de una serie de pictogramas que son los primeros de su tipo en el país. Estas son imágenes utilizadas como apoyo visual para la comunicación con las personas con autismo.

Las especialistas subrayaron que el proyecto trasciende el escenario académico y metodológico y desarrolla acciones en las comunidades, incluyendo las rurales, con la participación de padres y docentes, quienes contribuyen desde su experiencia a generar nuevos conocimientos.

Muéstrales, el camino nació como resultado de una experiencia de cooperación entre el Instituto y la Unicef dirigida a directivos y docentes para mejorar la atención que recibían los niños y adolescentes con discapacidad en las instituciones y modalidades de la educación regular.

En ese entonces, la investigación demostró que la mayor complejidad existía en la atención a los educandos con Trastorno del Espectro Autista porque exigen una mayor transformación en la manera de enseñar y en los recursos didácticos que necesitan para aprender.

A juicio de las doctoras, en los últimos años la cifra de personas diagnosticadas con esta condición ha aumentado y entre las causas señalaron mayor conocimiento sobre el tema, lo cual propicia que se detecten las manifestaciones desde la infancia temprana.

La nación caribeña cuenta con un sistema educativo inclusivo por naturaleza, pero en este asunto tiene retos como la sensibilización a directivos docentes y la sociedad en general, la comprensión de la necesidad de las transformaciones de los contextos en el orden organizativo y metodológico y el empleo adecuado de claves visuales y los métodos de enseñanzas.

En Cuba el proceso de diagnóstico de TEA es jerarquizado por los psiquiatras infantiles, pero participa un equipo multidisciplinario con especialidades como genética, foniatría, otorrinolaringología y neurología.

Una vez que se tiene el diagnóstico, especialistas de los ministerios de Salud Pública y de Educación, en un vínculo estrecho, definen la modalidad de atención educativa que mejor se adapte a las necesidades del infante.

Como resultado de este proceso puede ser ubicado en la enseñanza especial para niños con autismo, mantenerse en la educación general o asistir a una combinada con otras enseñanzas especiales.

La Organización de las Naciones Unidas decretó el 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el objetivo de mejorar la calidad de vida tanto de la población infantil como de los adultos.

Este año la conmemoración tiene como lema Un viaje feliz por la vida y su propósito es que la sociedad reconozca y apoye el derecho de las personas con autismo y sus familias a vivir una vida feliz.

abril 02/2022 (Cubasi)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code