No tengo la ecuanimidad de los médicos para enfrentar la muerte y la gravedad de una persona; el miedo me cobija y dispara las alarmas: la situación de la Covid-19 en Cuba es bien compleja, los números de contagios y decesos son altos, y la severidad de los cuadros clínicos le sube el listón a los especialistas, que algunas veces no pueden traspasarlo.

La cifra de 16 fallecidos en una jornada, superada solamente por el 18 de una anterior, cuelga un lazo negro a nuestro país; luto que se riega por varias provincias. Hoy, lamentablemente, el doctor Durán informó el fallecimiento de una persona de 35 años sin enfermedades crónicas previas, lo que arruga el alma de cualquier mortal, y si mal no escuché, también hubo otro de 103 años que solo padecía hipertensión arterial.

Según el galeno, junio va a ser el mes de peor comportamiento de la pandemia en Cuba; aunque, precisó se trabaja intensamente y se van a poner medidas más fuertes, sobre todo de limitaciones de la movilidad, lo que permitirá controlar la propagación, advirtió.

Admitió que el cumplimiento de las medidas se ha hecho muy difícil en el país, para lo cual reclamó la comprensión de la población, esencialmente en el uso de los medios de protección: naso buco, lavado de las manos y superficies, distanciamiento; así como la autorresponsabilidad en el seguimiento de lo orientado en los centros laborales.

La cantidad de fallecidos (16 en el día de ayer) denota la alta transmisibilidad del virus y la agresividad del virus, lo que está influenciado por las nuevas cepas, que llegan a cuadros clínicos más severos y graves, precisó Durán.

Hoy se mantiene ingresada la mayor cantidad de casos positivos de todos los meses que dura ya la pandemia y de positivos (9 mil 486), producto del elevado número de enfermos que se reportan todos los días.

De manera que junio será el mes de más alta transmisión con 31 mil 466 infectados hasta el momento y 244 fallecidos.
De esta suerte, la esperanza son las vacunas y candidatos vacunales, de los cuales se han administrado 5 millones 113 mil 926 dosis.

La tasa de incidencia de 0,69 %, muy inferior a la del mundo, tiene insatisfechos a los especialistas y científicos involucrados en la sanación de esta enfermedad.

Las altas (mil 507) están por debajo de los nuevos casos, lo que no crea un equilibrio entre ingresados y recuperados.

Las provincias que muestran la peor situación, amén de la alta dispersión que es característica de la pandemia, son Guantánamo, Camagüey, Mayabeque, Sancti Spíritus y Artemisa; le siguen Las Tunas, Cienfuegos y Matanzas, el resto está por debajo; la Isla de la Juventud se mantiene sin reportar casos por ocho días.

junio 24/2021 (Trabajadores)

junio 25, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code