CIENFUEGOS.— Ante la llegada del mes de septiembre, favorable para la proliferación de arbovirosis, las autoridades de Salud en Cienfuegos refuerzan las acciones de capacitación y gestión clínica ante el peligro de una epidemia en paralelo.

Salvador Tamayo Muñiz, director provincial de Salud, recordó que en años anteriores la provincia presentó una elevada incidencia de la enfermedad transmitida por el aedes aegypti, por lo que instó a no descuidar su vigilancia clínica epidemiológica: «puede haber cuadros clínicos de dengue, otros de coinfección con el coronavirus, y puede generarse la llamada sindemia», detalló, en referencia a la posibilidad de dos epidemias que coexisten en un territorio de manera sincrónica y pueden afectar a los mismos individuos.

Los síntomas de la COVID-19 pudieran confundirse con dengue, aunque entre ambos existen algunas diferencias, explicó al portal oficial del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Osvaldo Castro Peraza, jefe de Servicios de Medicina y Consulta Externa del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

El coronavirus se contagia por vía respiratoria, mientras el dengue lo hace por la picada del mosquito, aclaró, pero en la etapa inicial coinciden en síntomas como la fiebre, el malestar general y alguna diarrea, cuestión que complica el diagnóstico.

Recordemos que en el dengue predominan los dolores generalizados, la cefalea y la erupción en la piel. Mientras que la COVID-19 se presenta muchas veces con tos, secreción nasal y alteración del gusto y del olfato, entre otros signos de posible infección.

septiembre 05/2021 (Juventud Rebelde)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code