Abdala simboliza también la vidaEste martes recibí la primera dosis del candidato vacunal cubano Abdala, y resulta inevitable el entusiasmo, la sensación de más confianza, aunque estoy consciente de la necesidad de cuidarnos al máximo. Había tranquilidad, una especie de encanto en la sonrisa de las enfermeras Siria y Xiomara, en Olaida y otros profesionales de la Salud que nos atendieron.

Se respiraba una suerte de amistad, la certeza de compartir un sueño, la esperanza de vida para todo un pueblo. Todavía falta un poco para vencer al terrible Covid-19, a ese bicho que sigue apagando corazones en gran parte del mundo; pero los pasos son más seguros. En días así uno siente también más orgullo de ser cubano.

Me vacuno por mi vida y la de mi familia, por los sueños y esta Cuba, que tanto amo, por el futuro y los anhelos de que el arte vuelva a las calles, a los escenarios…, por el alma poética de esta nación.

Durante los próximos meses millones de cubanos tendrán alguna Soberana o a Abdala en sus hombros, nombres que simbolizan también el ímpetu y la fidelidad a las esencias de este país.

Me despido de los nuevos amigos. Agradezco, y camino con la certeza de que el próximo primero de junio volveré por otra dosis, por otro sorbo en forma de vacuna, que me hará estar más protegido.

(Tomado de Mira Joven Cuba)

mayo 21/2021 (Cubadebate)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code