Con prioridad para grupos de riesgo, vulnerables a contraer la COVID-19 y presentar complicaciones asociadas a esta enfermedad, en la provincia de Matanzas se extendió, desde este viernes, la vacunación de refuerzo con el fármaco nacional Abdala.

Según precisó en exclusiva a la ACN Lissy Vega Rodríguez, responsable del programa de inmunización en este occidental territorio, la llegada de unas 75 000 nuevas dosis permitió iniciar la inoculación en los municipios que hasta la fecha no comenzaban el cardinal proceso.

Recordó la especialista que desde el 29 de noviembre anterior empezó la administración de dosis de refuerzo en Cárdenas, y posteriormente se sumaron Colón, Matanzas y Ciénaga de Zapata, localidades que hoy exhiben más de un 90 por ciento (%) de población vacunable con refuerzo.

De modo general unas 254 000 personas, incluido el 97.7 % de los trabajadores del sector de la Salud Pública y el 100 % de los del Turismo, ya recibieron el inmunógeno y se espera que la cifra crezca exponencialmente en días venideros, precisó.

El booster o vacuna de recuerdo se aplica en Cuba a personas que completaron algún esquema anticovid-19 en un período posterior a los tres meses desde la última dosis, a diferencia de la tendencia mundial de hacerlo luego de seis.
Vega Rodríguez explicó que quienes se infectaron luego de recibir el esquema deben esperar al menos por un período de tres meses para el refuerzo, y aquellos que se enfermaron, y posteriormente se reforzaron con Soberana Plus, un mínimo de seis.

Hasta el 5 de enero, en Cuba habían recibido la vacuna de refuerzo 2 287 344 personas, de acuerdo con datos oficiales divulgados por el Ministerio de Salud Pública.

(Con información de la ACN)

enero 07/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code