La Habana, 24 jul (ACN) En concordancia con la compleja situación epidemiológica del país, debido a la presencia de variantes genéticas del SARS-CoV-2 más transmisibles, se aplican nuevos protocolos que agilizan el diagnóstico y tratamiento de casos positivos al coronavirus.

Ileana Morales Suárez, directora nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), afirmó en Mesa Redonda que la versión 1.6 del conjunto de procederes para el tratamiento a los pacientes confirmados y sospechosos sigue vigente, pero se introdujeron importantes modificaciones.

Entre los cambios, señaló que si una persona de bajo riesgo clínico es positiva al test de antígeno, podrá ser ingresada en el hogar con medidas terapéuticas; mientras que los pacientes de alto riesgo serán trasladados hacia los hospitales.

Del mismo modo, aunque el diagnóstico resultara negativo y el individuo presentara síntomas de COVID-19, a la vez que sus patologías sean consideradas de mediana y alto riesgo, será internado en las unidades de salud.

Por su parte, el doctor Francisco Durán García, director nacional de Higiene y Epidemiología del MINSAP, aclaró que entre las condiciones que no permiten el ingreso domiciliario está que la estructura de la vivienda; la distancia en el acceso al consultorio para la evaluación médica diaria; la presencia de familias disfuncionales; niños menores de 12 años, embarazadas y puérperas.

Igualmente se excluyen los niños de 12 a 18 años de edad con enfermedades asociadas y demás pacientes con enfermedades crónicas descompensadas o condiciones de gravedad como son hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedad renal crónica enfermedad pulmonar, obesidad mórbida o el cáncer.

El experto dijo que en la nación ha descendido el número de pacientes asintomáticos que llegaron a ser alrededor del 80 por ciento de los diagnosticados y en la actualidad son entre un ocho y un 10 por ciento, a la vez que los pacientes evolucionan más rápido hacia la gravedad, incluso a estadios críticos o el fallecimiento, lo que se debe a las mutaciones del virus que lo hacen más eficiente para propagarse por el organismo.

Desde febrero de este año aumentó la presencia de la variante Beta (notificada en Sudáfrica) y Delta (notificada en la India), la más transmisible de todas, que se expandió a partir de junio, mientras que se ha reducido significativamente la D614G, la primera que llegó a la nación.

En medio de este contexto se prevé avanzar la próxima semana en la vacunación anti-COVID-19 hacia las cabeceras provinciales que no se habían incluido con anterioridad, mientras que también se inmunizarán las embarazadas de segundo y tercer trimestre y las mujeres que están lactando.

Asimismo, en los días siguientes completarán los esquemas de inmunización el resto de los municipios de la capital y varios de Santiago de Cuba, a la vez que marcha la aplicación de los inmunógenos en grupos vulnerables como pacientes nefróticos, en hospitales psiquiátricos, hogares de ancianos y centros psicopedagógicos.

Para finales de agosto podría mejorar la situación de la COVID-19 en el país, si a la par de la velocidad de la vacunación se incrementa la autoprotección de las personas, puntualizó el doctor Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemáticas y Computación de la Universidad de La Habana.

De acuerdo a datos de los últimos 30 días, los modelos indican que continuarán aumentando los casos positivos, que pudieran superar los nueve mil confirmados en una jornada, precisó el académico.

En relación con los fallecimientos, comentó que se prevé su aumento hasta finales de agosto, donde podrían perecer alrededor de mil 500 personas más en ese período.

Insistió en la importancia de vacunarse, porque el panorama sin vacunación hubiese alcanzado los 90 mil confirmados con las características de transmisión del patógeno existentes en la actualidad.

El doctor explicó que cuándo se tiene en cuenta la vacunación con mayor velocidad disminuyen los enfermos, pero no lo suficiente, por lo cual la protección resulta esencial para un mejor control del virus.

Los especialistas subrayaron la importancia de mantener el cuidado individual y las medidas higiénicas y de distanciamiento para ayudar a la vacunación, y más cuando existen casos positivos dentro del hogar.

julio 24/2021 (ACN)

julio 26, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code