Sin salud sexual y reproductiva no es posible hablar de salud en general, afirmó la Sra. Natalia Kanem, secretaria general adjunta de la ONU y directora ejecutiva del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en conferencia magistral ofrecida en la mañana de este miércoles, como parte de la Convención Cuba Salud 2022.

Kanem destacó la importancia de la salud sexual y reproductiva en los esfuerzos por el acceso a la salud universal, durante una sesión, conducida por la viceministra primera de Salud de Cuba Tania Margarita Cruz Hernández y el doctor Francisco Durán García, y que contó con la presencia del ministro de Salud Pública cubano, José Angel Portal Miranda, y la directora del Centro Nacional de Educación Sexual, Mariela Castro Espín, entre otros especialistas.

Para la directora ejecutiva de UNFPA, este evento ocurre en uno de los momentos más desafiantes en el ámbito internacional, pues la covid-19, la crisis económica y el cambio climático están pasando factura a la salud pública en todo el mundo. No obstante, reconoció que no se puede hablar de salud si no existe buena salud sexual y reproductiva, pues ningún país puede aspirar a tener cobertura universal de salud, a menos que también tenga cobertura universal de salud reproductiva y sexual. La mala salud sexual y reproductiva representa aproximadamente una quinta parte de la carga mundial de enfermedades.

Además, señaló la importancia de la no discriminación y de que cada persona ejerza el control sobre su propio cuerpo y tenga acceso a servicios de salud de calidad, sin importar su edad, recursos financieros o dónde habite.
La Sra. Natalia Kanem reconoció que, a pesar del progreso, los paquetes de beneficios de cobertura universal de salud actuales y propuestos generalmente excluyen la educación integral en sexualidad; los servicios de aborto seguro en toda la extensión de la ley y la atención posterior al aborto; la detección y prevención de la violencia sexual y de género, incluida la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil, entre otros aspectos.

Con vistas a 2030, UNFPA trabaja de conjunto con la ONU y varios países para alcanzar lo que llaman los “tres ceros”: cero necesidad insatisfecha de anticoncepción, cero muertes maternas prevenibles y cero violencia de género y prácticas nocivas, incluido el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina.

“Debemos basarnos en datos confiables de población para llegar a los más rezagados. Esto incluye a las minorías étnicas, los pueblos indígenas, las personas afrodescendientes, LGBTIQ+ y otras comunidades marginadas que son rezagadas por la desigualdad estructural, el racismo, la discriminación y la negligencia institucional”, señaló la directora ejecutiva de UNFPA.

Respecto a la pandemia de covid-19, explicó que ha profundizado las desigualdades, con devastadores impactos sociales, económicos y sanitarios. Además, informó que los resultados mundiales de salud materna y neonatal empeoraron durante la pandemia, con un aumento de las muertes maternas, los mortinatos y la depresión materna. UNFPA estima que casi 12 millones de mujeres en todo el mundo perdieron el acceso a métodos anticonceptivos en el primer año de covid-19.

La Sra. Natalia Kanem saludó a Cuba porque, en los momentos más difíciles de la pandemia, mantuvo funcionando los servicios de salud sexual y reproductiva, tratándolos como los servicios esenciales que son.
También recordó que el mundo atraviesa la cúspide de la quinta década de la pandemia del SIDA y que el progreso para acabar con la enfermedad para 2030 se ha ralentizado en los últimos años, no por falta de conocimientos o herramientas, sino porque las desigualdades sociales, sanitarias, legales y económicas están obstruyendo el acceso a la prevención y el tratamiento del VIH.

Desafíos de una población que pronto arribará a 8 000 millones de individuos

“En poco menos de un mes, el 15 de noviembre, el mundo alcanzará un hito histórico: una población de 8 000 millones de personas”, dijo la directora ejecutiva de UNFPA y, aunque reconoció que se trata de un momento de celebración, también es un llamado a la acción, la solidaridad y el consenso para encontrar soluciones a los desafíos que enfrentamos, desde el covid, los conflictos y el cambio climático, hasta la inseguridad alimentaria y la pobreza y el implacable retroceso de los derechos de las mujeres. “Solo podemos enfrentar estos desafíos juntos, comenzando con políticas de población centradas en las personas, con la salud y los derechos sexuales y reproductivos en el centro”.

El embarazo adolescente es otro desafío importante a nivel mundial y en la región. Todos los días en los países en desarrollo, 20 000 niñas menores de 18 años dan a luz. Esto equivale a más de 7 millones de nacimientos al año.
América Latina y el Caribe tiene la segunda tasa más alta de embarazo adolescente en el mundo. Casi el 18% de todos los nacimientos son de mujeres menores de 20 años, dijo la directiva.

“Actualmente estamos ayudando a países de América Latina y el Caribe a fortalecer el acceso a anticonceptivos reversibles de acción prolongada, en particular para adolescentes y jóvenes. Esto va de la mano con los esfuerzos para promover el acceso a una educación sexual integral y servicios amigables para los jóvenes, con vistas a ayudar a las niñas a evitar el embarazo y prevenir las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH”, afirmó.

La Sra. Natalia Kanem recordó que, a lo largo de casi 50 años, Cuba y UNFPA han forjado una estrecha relación, asociándose para garantizar que las mujeres, niñas y jóvenes cubanas puedan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos. Además, tanto Cuba como UNFPA reconocen el potencial de la cooperación Sur-Sur y triangular para promover la colaboración entre países y el intercambio de conocimientos y soluciones para enfrentar los desafíos presentes y futuros.

“Confío en que esta convención ofrecerá muchas lecciones para avanzar en la salud y los derechos de las mujeres, adolescentes y jóvenes en la región y el mundo. Con las inversiones adecuadas, 8 000 millones de personas podrían significar infinitas posibilidades. Démosle a las mujeres y los jóvenes el poder y las oportunidades para impulsar el cambio, determinar el curso de sus propias vidas y transformar sus comunidades, países y nuestro mundo”, dijo.
La Directora Ejecutiva del UNFPA, Dra. Natalia Kanem, estará en Cuba del 17 al 19 de octubre para intercambiar con autoridades nacionales, recorrer los proyectos que desarrolla el UNFPA en Cuba y participar en la Convención Internacional “Cuba-Salud 2022”. pic.twitter.com/b2fbuzxMFu
— UNFPA Cuba (@UNFPACuba) October 17, 2022

Acuerdo de colaboración entre UNFPA y Minsap permitirá adquisición de anticonceptivos

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Cuba y los ministerios de Salud Pública y del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, firmaron este miércoles un acuerdo que amplía los recursos de la colaboración sanitaria para la asistencia técnica y el fortalecimiento de capacidades, incluida la adquisición de anticonceptivos, en particular, de dispositivos intrauterinos (DIU).

Esta iniciativa forma parte de una estrategia regional del organismo internacional para escalar el uso del DIU y se inserta en el marco del programa de país que el UNFPA y el gobierno de Cuba tienen acordado hasta 2024.

Durante un encuentro previo, el doctor José Angel Portal Miranda, ministro de Salud Pública, y la doctora Natalia Kanem, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva del UNFPA, dialogaron sobre la posibilidad de ampliar la colaboración en el marco de la cooperación Sur-Sur y la historia común entre ambas entidades.

Portal Miranda agradeció la presencia de la reconocida doctora en Cuba y en la IV Convención Internacional Cuba-Salud 2022. También destacó el trabajo realizado por UNFPA con Cuba a lo largo de los años y en especial durante la pandemia, lo cual ha permitido mantener estrategias claves en la salud sexual y reproductiva.

octubre 19/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code