Guantánamo, 23 oct (ACN) Una reactividad de casi el 50 por ciento, lo cual significa que casi la mitad de los pacientes febriles fueron positivos a la prueba IgM y se consideran casos de dengue, e índices de infestación que todavía no logran controlarse, signan la compleja situación epidemiológica de la provincia de Guantánamo al cierre de esta semana.

No obstante, hubo una reducción de los pacientes con fiebre, que llegó a ser hasta de dos mil 600 en una semana durante septiembre y en el último cierre de siete días descendió a mil 400, informó al periódico Venceremos la doctora Marjoris Mengana González, especialista del Centro provincial de Higiene y Epidemiología.

Precisó que la reactividad más alta, en por ciento con respecto a la cantidad de pacientes con síntomas sugestivos de la enfermedad se concentra en Baracoa, con una tasa de 368,5 casos por cada 10 mil habitantes, que duplica ampliamente la provincial, de 114,9, la cual ya se considera muy alta.

La Ciudad Primada también tiene la singularidad de ser el único municipio que, dentro de los más complicados tanto por los febriles como por la cantidad de focos del mosquito trasmisor del dengue, mantiene una tendencia al alza de esos indicadores y aporta el 12 por ciento de todos los focos identificados en la provincia.

Aunque mejora discretamente, Guantánamo se mantiene como el municipio con más viviendas positivas a larvas de Aedes aegypti, puesto que aporta el 70 por ciento de los 789 focos reportados en la provincia en octubre, concentrados sobre todo en las áreas de salud de San Justo, Centro y Sur de la ciudad, significó la experta.

También decrece Caimanera, aunque con números que todavía no permiten cantar victoria, el cual completa los tres territorios más complicados con el vector y mantiene, como la ciudad capital, índices de infestación en casas por encima del provincial, de 0.59.

Mengana González mencionó que las difíciles condiciones medioambientales de Guantánamo por la existencia de zanjas, salideros, enyerbamiento y problemas con el abasto de agua y el incremento de las precipitaciones, podría complicar la situación entomológica, aunque, como se ha demostrado, los principales riesgos siguen dentro de las casas.

octubre 23/2022 (ACN)

octubre 23, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: Cuba, De la prensa cubana, Dengue, Enfermedad, Salud, Salud Pública | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code