La atención médica a pacientes pediátricos con enfermedades oncológicas y hematológicas no se ha detenido en Pinar del Río, pero la compleja situación epidemiológica a causa de la COVID- 19 ha conllevado a extremar los protocolos sanitarios para evitar contagios.

Cinco menores permanecen internados hoy en cuartos caracterizados por un aislamiento estricto, unos 15 reciben tratamiento con poliquimioterapia y una veintena son atendidos de forma ambulatoria.

Junto a las medidas del hospital pediátrico Pepe Portilla, no descuidamos la desinfección con soluciones cloradas y alcohólicas, la utilización de pasos podálicos y se mantienen suspendidas las visitas, explicó el doctor César Valdés Sojo, jefe del servicio de oncohematología.

Pese a las restricciones en el occidental territorio frente al alza del número de positivos han continuado los tratamientos planificados para cada paciente, así como el traslado de los residentes en otros municipios.

Asimismo, si alguno de los que llegan de otros municipios presentara síntomas asociados a la pandemia se asumen los protocolos pertinentes para descartar la incidencia del virus SARS-CoV-2, dijo.

Refirió Valdés Sojo que se crearon equipos de trabajo con regulación del personal médico y de enfermería, sin perder la calidad de las prestaciones.

Los pacientes pediátricos permanecen con nosotros toda su vida, incluso una vez pasan al servicio de adultos prefieren recurrir aquí para las consultas de seguimiento, puntualizó.

Siempre están al pendiente de la higiene de las habitaciones, lo desinfectan todo. Aquí no entra nadie ajeno al personal sanitario y a la muchacha de la limpieza, y eso es muy bueno, aseveró Nayvis Cáceres Llameras, madre de Meison Roque, de cuatro años, quien recibe quimioterapia debido a un linfoma no Hopkins.

Llevamos casi tres meses en esta sala y no interactuamos con otros pacientes ni salimos al pasillo, medidas de bioseguridad efectivas, apuntó.

Un oncólogo, cuatro hematólogos y 23 enfermeros actualmente velan por la salud de los infantes de Vueltabajo en un servicio muy sensible que, como el resto del sistema de Salud Pública, constituye una víctima del bloqueo económico de Estados Unidos hacia Cuba.

En los últimos 15 días la provincia ostenta una tasa de incidencia de la COVID- 19 de 296.7 casos por 100 mil habitantes, siendo los municipios de Sandino, Guane, Mantua, Pinar del Río, Viñales y Minas de Matahambre los de peor escenario.

julio 07/2021 (ACN)

julio 7, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code