Cada 12 de junio el planeta dedica la jornada al Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Si bien es cierto que el número de niños en situación de trabajo infantil ha disminuido en 94 millones desde 2000, la tasa de reducción se desaceleró en dos tercios en los últimos años.

Con un mensaje de amor y protección hacia la niñez, abrió la mañana en Twitter el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, quien a propósito de conmemorarse el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, abordó la voluntad política del gobierno cubano en contra de este flagelo global.

«En Cuba, la prohibición del trabajo infantil es uno de los principios fundamentales que rigen el derecho al trabajo», comentó en esa red social.

Añadió además que el Estado cubano protege a los niños de cualquier explotación y garantiza su protección e interés superior de acuerdo con instrumentos y compromisos internacionales.

En Cuba, los derechos de los niños, niñas y adolescentes constituyen una prioridad. UNICEF ha destacado los resultados del país, en particular el acceso pleno a la cultura, la educación y la salud.

El Libro de los Derechos Humanos en Cuba en su edición del 2020, publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, destaca que el principio del interés superior del niño está debidamente integrado en la legislación nacional, y constituye una máxima en el ámbito administrativo, educativo, familiar, legal y judicial.

Señala, además, que los castigos corporales no están permitidos en la ley ni en normas de menor jerarquía, ni en la práctica familiar o escolar, y no son tolerados socialmente. Existe una tutela penal severa para proteger al infante o adolescente contra cualquier acto que atente contra su normal desarrollo e integridad.

El marco normativo vigente establece las garantías necesarias para evitar el matrimonio infantil, precoz y forzado. La prohibición del trabajo infantil es uno
de los principios fundamentales que rigen el derecho de trabajo. Como regla general, no existen menores de 17 años que se inserten en la vida laboral.

A nivel global, sin embargo, destaca la web de Naciones Unidas que en los países menos adelantados, algo más de uno de cada cuatro niños (de 5 a 17 años) realiza trabajos que se consideran perjudiciales para su salud y desarrollo.

Las estadísticas sobre el número absoluto en cada grupo de ingresos nacionales indican que 84 millones de niños están en situación de trabajo infantil, el 56 por ciento de los cuales vive en países de ingresos medios, y otros 2 millones viven en países de altos ingresos, dice el más reciente informe de Unicef.

África ocupa el primer lugar entre las regiones, tanto por porcentaje de niños en trabajo infantil (una quinta parte) como el número absoluto de niños en situación de trabajo infantil: 72 millones. Asia y el Pacífico ocupan el segundo lugar con un siete por ciento y 62 millones en términos absolutos.

Las regiones de África y Asia y el Pacífico juntas alcanzan la cifra de casi nueve de cada diez niños en situación de trabajo infantil en todo el mundo.

La población restante se divide entre las Américas (11 millones), Europa y Asia Central (6 millones) y los Estados árabes (1 millón).

junio 13, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code