La Habana, 31 ene (ACN) Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, informó hoy que el país se encuentra en una etapa de meseta con tendencia a la disminución, de acuerdo con los indicadores vinculados a la COVID-19 reportados en la reciente semana.

En la habitual conferencia de prensa de los lunes, sobre el comportamiento de la actual pandemia, el especialista señaló que se mantienen ingresadas 26 mil 467 personas, de las cuales 13 mil 721 están confirmadas con el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad.

Comentó que en la cuarta semana de enero se apreció una disminución discreta de los indicadores de salud, no obstante, insistió en la necesidad de no confiarse y mantener las medidas para prevenir la enfermedad, principalmente en menores de edad y grupos vulnerables.

En enero se diagnosticaron en Cuba 76 mil 198 casos positivos por coronavirus SARS-CoV-2, 72 mil 253 más que durante todo el mes de diciembre, puntualizó.

Indiscutiblemente -dijo Durán García- enero, va a ser un mes de un alto número de casos confirmados, por encima de lo que tuvimos en octubre, noviembre y diciembre.

Luego de tres meses en que fuimos disminuyendo, la cifra se incrementa en enero debido a la alta contagiosidad de la variante ómicron del virus y el incumplimiento de las medidas por algunas personas, refirió.

Durante la semana última semana del mes que hoy concluye fueron diagnosticados 20 mil 559 personas con SARS-CoV-2, dos mil 360 menos que la semana anterior, dijo el experto.

Respecto a los casos pediátricos, Durán García manifestó su preocupación por el alza de ese indicador, y llamó la atención sobre el aumento de casos en niños de cero a dos años de edad.

Indicó que en la más reciente semana se registraron cuatro mil 261 casos (609 diarios), lo cual evidencia un incremento con respecto a semanas precedentes.

A propósito, el especialista reiteró a la familia la necesidad de cumplir con las medidas para proteger a ese grupo etario, que aún no ha sido vacunado.

Explicó que las provincias con mayor incidencia de la enfermedad durante la semana fueron Holguín (500), Ciego de Ávila (248), Guantánamo (215), Sancti Spíritus (204), Artemisa (200) y Matanzas (192), en las que se concentró el 53,9 por ciento (%) de todos los casos diagnosticados durante la semana.

Disminuye el número de casos autóctonos e importados; el país registró 20 mil 287 casos autóctonos (dos mil 264 menos que la semana anterior) y 272 importados, una cifra que también se reduce con respecto a la semana anterior.

Los pacientes importados de la semana provienen, fundamentalmente, de Canadá (100), Rusia (46) Estados Unidos (23), España (15), y México (11).

En terapias intensivas se encuentran 58 pacientes, de ellos 31 reportados en estado crítico y 27 graves, al tiempo que se otorgaron este domingo tres mil 22 altas médicas.

Durán García lamentó que en la cuarta semana de enero fallecieron en el país 34 personas, 11 más que la semana precedente.

En su intervención el especialista remarcó la necesidad de proteger a los grupos vulnerables y con comorbilidades asociadas para evitar la pérdida de vidas humanas a causa de la enfermedad.

Sobre la variante ómicron, Durán García refirió que en la semana se identificaron en el país 16 nuevos casos, para un total de 214 (179 cubanos y 35 extranjeros)

Hasta la fecha, y desde marzo de 2020, Cuba acumula un millón 44 mil 790 casos confirmados con SARS-CoV-2 y ocho mil 399 muertes por COVID-19, frente a un millón 22 mil 611 recuperados, cifra equivalente al 97,9 % de los contagios.

enero 31/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code