“Las hepatitis no son hoy un problema de salud en Cuba y los casos disminuyen hasta la fecha en mas de un 77 % en comparación con el año anterior. No se ha detectado en el país ningún caso que cumpla con el criterio de hepatitis aguda de origen desconocido”, informó este viernes en el Parlamento el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda.

Los reportes de hepatitis aguda de origen desconocido han estado aumentando en el mundo desde comienzos de abril, cuando la Organización Mundial de la Salud recibió notificación de los primeros casos, reportados en niños, y emitió una alerta epidemiológica.

Al comparecer en la Comisión de Salud y Deporte de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Portal Miranda informó que el Ministerio de Salud Pública ha activado un sistema de vigilancia, un grupo de técnicos y expertos que ha elaborado un plan de control en caso de aparición de casos en el país.

“Se han definido conceptos para el abordaje de esta enfermedad. Constantemente estudiamos casos en el instituto de referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), que pueden resultar sospechosos, pero hasta el momento no tenemos ningún caso diagnosticado en Cuba”, dijo el Ministro de Salud Pública.

¿Por qué “de origen desconocido”?

En los estudios internacionales se han buscado las causas para ver si se trata de hepatitis viral A, B, C, D o E, que son las conocidas hasta el momento, pero no es ninguna de ellas. Tampoco aparecen causas tóxicas.

El ministro cubano explicó que en los casos diagnosticados a nivel internacional sí se ha logrado el aislamiento del adenovirus en 74 casos. El SARS-CoV-2 se ha diagnosticado en 20 casos y en 19 se ha constatado una coinfección del SARS-CoV-2 con el adenovirus.

Precisó que los síntomas descritos son los gastrointestinales, así como niveles de enzimas hepáticas superiores a 500 e íctero, elementos que distinguen este cuadro clínico.

Portal Miranda explicó que el plan cubano es actualizado constantemente con la experiencia que va apareciendo a nivel internacional.

“Está dirigido a implementar medidas intersectoriales para evitar la propagación de la hepatitis aguda grave de causa desconocida si entrase al país, que incluyen, además de la vigilancia sistemática higiénico-epidemiológica, garantizar el aseguramiento médico, capacitar a profesionales de la salud y otros trabajadores y estudiantes sobre la enfermedad y la consulta a seguir, y diseñar investigaciones que puedan respaldar medidas de control”, añadió.

Según datos facilitados por el Minsap, tomados de la OMS, hasta este viernes, la cifra de casos de hepatitis aguda de origen desconocido reportados en el mundo asciende a 450 en 27 países (106 casos en Europa continental, 163 en Reino Unido y 181 en otros países), y a 11 el número de fallecidos.

mayo 13/2022 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code