La Habana, 31 mar (ACN) Desde el diagnóstico de los primeros casos de COVID-19 en Cuba, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), ha contribuido a mantener la vitalidad de servicios esenciales para niños, niñas, adolescentes y mujeres embarazadas.

Unicef ha donado diversos recursos, entre ellos alimentos, jeringuillas, medios de protección, neveras y equipamiento vital como una ambulancia, una planta de oxígeno, y equipos de ultrasonido de altas precisiones.

En diálogo exclusivo con la Agencia Cubana de Noticias, Alejandra Trossero, Representante de Unicef en Cuba, ejemplificó que como parte del apoyo a la respuesta ante la emergencia sanitaria en el país se incluyen la donación – esta semana -de 19 toneladas de leche en polvo que beneficiarán alrededor de seis mil niños y niñas, pacientes de los hospitales pediátricos de las provincias occidentales.

También ese preciado alimento, que forma parte de las recomendaciones nutricionales para ese grupo etario, favorecerá a las salas de pediatría de otras instituciones hospitalarias e institutos de investigación de la región, enfatizó la experta.

Al referirse al importante donativo, expresó que este aporte se suma a las acciones que ejecuta Unicef como parte del Plan de Naciones Unidas en respuesta a la situación socioeconómica del país, tras el impacto de la pandemia.

UNICEF Cuba
@UNICEFCuba

Primeras imágenes de la instalación de la planta de oxígeno adquirida por @UNICEF en el Hospital Carlos J. Finlay, que ofrece atención médica a una gran parte de la población de La Habana y a provincias cercanas del occidente. #Cuba #UNICEF #ParaCadaInfancia

En su trabajo conjunto con instituciones nacionales del sistema de Salud, la Unicef, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, ha acompañado al fortalecimiento de capacidades institucionales y técnicas para la aplicación de la vacunación contra la COVID-19 y la protección ante el contagio del personal sanitario y de la población en general, refirió.

“Uno de los grandes desafíos para el equipo de Unicef fue asegurar la urgencia de traer la leche en polvo y que pudiera llegar rápidamente por las grandes necesidades que tiene el país en estos momentos y sobre todo para los pacientes pediátricos”, recalcó.

“Unicef tiene un marco de cooperación con Cuba que incluye desde el año 2020-2024, y continuará la colaboración con el gobierno apoyando en todo lo que se pueda, y uno de los pilares de trabajo es justamente asegurar la salud de niños, niñas y adolescentes”, concluyó la entrevistada por la ACN.

Deborah Rivas, viceministra cubana del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, ratificó su gratitud a Unicef por su permanente y encomiable esfuerzo para fortalecer el sistema de salud, fundamentalmente en medio del complejo escenario por la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos.

En el acto, efectuado en el capitalino Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez, una de las entidades favorecidas con el donativo, la viceministra resaltó la contribución de Unicef al enfrentamiento de la COVID-19 en los años 2020 y 2021 que superó los cinco millones 300 mil dólares estadounidenses, mostrando un crecimiento exponencial en 2021 con respecto al año anterior.

marzo 31/2022 (ACN)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code