Antonio Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), hizo un preocupante advertencia sobre la dirección en la que se dirige el mundo actualmente, y afirmó que va por un rumbo “equivocado” en medio de un “momento crucial” que pudiera dirigirlo a un colapso global y una profunda crisis.

Apuntó que las naciones y pueblos alrededor del mundo deben revertir las peligrosas tendencias actuales y optar por un escenario de avance hacia un futuro más verde y más seguro, reseñó The Associated Press.

La pandemia del COVID-19, que ha causado estragos alrededor del mundo, ha sido una llamada de atención para la humanidad por el fracaso de las naciones en la toma de decisiones en conjunto para poder ayudar a las personas frente a una situación de crisis global con tendencias mortales. Además agregó que la humanidad se encuentra bajo un “enorme estrés”.

El jefe de la ONU recalcó que esta “parálisis” es extendida más allá de la pandemia, ya que también ha habido fracasos para combatir la crisis climática y una “guerra suicida contra la naturaleza y el colapso de la biodiversidad”, así como la desigualdad social y los avances tecnológicos que no miden las consecuencias.

Señaló que la pobreza, el hambre, la desigualdad de género, el riesgo para la vida humana, los conflictos por una guerra nuclear, el colapso climático, la desigualdad, la discriminación y la injusticia son signos de que el mundo está en una fase más caótica e insegura, agregando que las “teorías de conspiración y las mentiras alimentan profundas divisiones dentro de las sociedades”.

Mediante declaraciones en una conferencia de prensa del viernes, Guterres sostuvo que su visión sobre un “escenario revolucionario” podría hacer del mundo más verde y seguro, que además está impulsado por el “principio de trabajar juntos”, al momento que reconoció que ninguna comunidad o país, por más poderoso que sea, puede resolver sus conflictos por sí solos.

“Nuestra Agenda Común”, una propuesta para un nuevo y mejor mundo

El informe bajo el nombre “Nuestra Agenda Común”, nace en respuesta a la declaración en 2020 de líderes mundiales durante el 75 aniversario de ONU y la solicitud de todos los países que la conforman para que el jefe de la ONU proponga recomendaciones con para abordar los desafíos de gobernanza a nivel mundial.

“La toma de decisiones global se centra en la ganancia inmediata, ignorando las consecuencias a largo plazo de las decisiones, o la indecisión”, manifestó Guterres, que reconoció que las instituciones multilaterales han demostrado ser demasiado “débiles y fragmentadas para los desafíos y riesgos globales de hoy”.

Propuso que existan instituciones multilaterales que sean más efectivas, incluyendo una versión “2.0” de la ONU que sea más relevante para el siglo XXI, en lugar de nuevas burocracias multilaterales. “Necesitamos el multilateralismo con fuerza”, apuntó.

Dijo que es necesaria una acción inmediata para proteger los activos “más preciados” del planeta, desde océanos hasta el espacio exterior, con el fin de garantizar que sea habitable y poder cumplir con las aspiraciones de las personas de encontrar paz y buena salud, como parte de su visión de “arreglar” el mundo.

Asimismo, pidió un plan de vacunación a nivel mundial que sea efectuado por un grupo de trabajo de emergencia, y recalcó que invertir $50 mil millones de dólares en vacunas pudiera agregar cerca de $9 billones de dólares a la economía mundial “en los próximos cuatro años”.

Además sugirió una Cumbre Global del Futuro para 2023, que además de los temas ya expuestos por Guterres, abordaría tópicos que van más allá de las amenazas tradicionales a la seguridad, y tendría como objetivo “fortalecer la gobernanza global de la tecnología digital y el espacio exterior para gestionar los riesgos y crisis futuras”.

Sentenció diciendo que uno de los motivos de mayor malestar a nivel mundial es la pobreza y la desigualdad que ha ido en aumento. Sostuvo que los 10 hombres más ricos del mundo incrementaron su riqueza combinada en medio billón de dólares desde el inicio de la pandemia del coronavirus; entretanto, el 55 % de la población mundial, lo que serían 4 mil millones de personas, están cerca de la indigencia y sin protecciones sociales.

septiembre 12/2021 (Cubasi)

septiembre 13, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code