Excluir a Cuba del proceso de revisión de medidas coercitivas unilaterales aplicadas durante la pandemia de covid-19 fue una decisión oportunista y fría crueldad, advirtió Johana Tablada, subdirectora general para Estados Unidos de la Cancillería.

En una publicación en sus redes sociales, Tablada recordó que a raíz del efecto devastador de esas medidas restrictivas de Estados Unidos en la salud pública y la población de aquellos países unilateralmente “sancionados” que fueron afectados también por la covid-19, se multiplicaron los llamados a Washington.

Organismos internacionales, gobiernos y organizaciones solicitaron al demócrata “poner fin o suspender temporalmente alguna parte de esas mal llamadas sanciones”, escribió en un post en su página de Facebook.

Fruto de ese reclamo –dijo-, Biden emitió una directiva presidencial de seguridad nacional que ordenaba a su equipo de gobierno revisar el impacto de esas medidas coercitivas de Estados Unidos en la lucha de muchos países frente a la covid-19.

El mandatario –añadió- solicitó examinar cuáles de aquellas medidas que limitaban la capacidad de los Estados para enfrentar la pandemia se podían eliminar, suspender o aliviar temporalmente.

Subrayó Tablada que entre las disposiciones más duras de Estados Unidos contra Cuba y su población en 2021 estuvo “precisamente la decisión de excluir solo a nuestro país de aquel proceso de revisión de las medidas unilaterales que afectaban la capacidad de los estados de enfrentar la covid-19”.

Comentó en el texto que gracias a la mencionada orden o directiva presidencial de Biden, naciones como Yemen, Venezuela, Siria, entre otras, “vieron algún tipo de alivio en las llamadas sanciones».

Puntualizó que era una medida muy necesaria «aun si insuficiente para poder adquirir productos vinculados a la salud y específicamente a la lucha contra la pandemia”.

A Cuba la dejaron fuera los revisores del tema o los ejecutores, advirtió la funcionaria.

“Tal vez nunca sabremos quién dio la orden de excluir deliberadamente de ese ejercicio a Cuba y solo a Cuba, uno de los países más solidarios del mundo en materia de salud, aun en tiempos de pandemia y el que sufre el más abarcador y prolongado sistema de medidas coercitivas unilaterales del mundo entero”, afirmó.

Esa medida, unida a la inclusión fraudulenta de Cuba en la lista terrorista y la continuidad de la política de máxima presión que aplicara durante su mandato Donald Trump (2017-2021) y Biden, “le costó vidas al pueblo de Cuba”, enfatizó.

En Estados Unidos, congresistas y sectores de la sociedad civil también llamaron a suspender el bloqueo o eliminar algunos de los aspectos que nos impedían y obstaculizaban adquirir equipos, bienes e insumos necesarios para la fabricación de medicamentos y de nuestras vacunas, argumentó.

Excluir a Cuba “fue una decisión oportunista y de fría crueldad que trató de utilizar a la covid-19 como aliada poniendo por delante de la necesidad humanitaria (…) los intereses políticos de desestabilización, dominación y compromisos electorales con sectores corruptos que sostienen una política inmoral”, concluyó Tablada.

octubre 18/2022 (Cuba Si)

octubre 18, 2022 | Maria Elena Reyes González | Filed under: América, Bloqueo, Cuba, De la prensa cubana, Legislación, Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), Salud, Sociedad | Etiquetas: , , |

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code