Los primeros informes sobre la culminación, en una localidad del suroeste de La Habana, de una prueba piloto basada en el empleo de la técnica del insecto estéril, muestran la efectividad de ese procedimiento, al reducir el pasado año, hasta en un 90 %, la población de mosquitos Aedes aegypti y lograr la eliminación casi total de los casos de enfermedades transmitidas por el insecto en la demarcación, durante los dos últimos meses del ensayo.

Según la información publicada en la web del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el referido estudio, de carácter experimental, fue realizado entre los meses de abril y agosto de 2020, en el poblado de El Cano, seleccionado como sitio de intervención, y marca el comienzo, en la Mayor de las Antillas, de un programa de control más eficaz y amigable con el medio ambiente.

Para la prueba piloto efectuada en Cuba se liberaron casi 1.3 millones de mosquitos machos estériles en 21 semanas, y el objetivo en el futuro cercano es poder hacerla en un área más grande, aseveró Rui Cardoso Pereira, jefe de la Sección de Control de Plagas de Insectos del centro Conjunto FAO/OIEA.

La técnica del insecto estéril consiste en liberar machos estériles del mosquito, los cuales, al copular con hembras salvajes, reducen su capacidad reproductiva y, con ello, la natalidad de la población. Esta tecnología se ha utilizado con éxito durante más de 50 años en todo el mundo para el manejo de diversas plagas de insectos de interés agropecuario.

En el caso de Cuba, los mosquitos empleados en la investigación fueron colonizados en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), a partir de huevos colectados en las propias áreas que resultaron tratadas.

Luego se reprodujeron de manera masiva en una pequeña bioplanta por el OIEA, y posteriormente irradiados en el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (Ceaden), perteneciente a la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada (Aenta), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Una vez irradiados con rayos Gamma o rayos X, los mosquitos esterilizados quedan incapacitados para producir descendencia, mientras mantienen la condición de ser sexualmente competitivos.

De acuerdo con la propia fuente, el estudio piloto forma parte del proyecto de cooperación con el OIEA, Demostración de la factibilidad de la técnica del insecto estéril para el control de vectores y plagas en Cuba, y contó con la cooperación de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

(Tomado Granma)

enero 26/2022 (Cubadebate)

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code