Artemisa, 10 abr (ACN) Beatriz González Lache es una joven artemiseña de 25 años que supo, tras una consulta de ultrasonido en el artemiseño Hospital General Docente Ciro Redondo García, que su primer hijo venía con el paladar hendido y el labio leporino.

El paladar hendido y el labio leporino son defectos congénitos y ocurre cuando el labio superior y el paladar no se desarrollan correctamente, lo cual sucede en los primeros meses de embarazo.

Un bebé puede tener paladar hendido, labio leporino o ambos, pero con tratamiento la mayoría de los niños con hendiduras orofaciales tienen una vida saludable.

Beatriz, recién graduada en psicopedagogía, se instruyó y decidió dar a luz, confiada en la medicina cubana y las posibilidades de curación del bebé, para lo cual contó con el apoyo total de su familia.

Evan, su hijo, tiene hoy casi seis meses, ya fue sometido a la operación del labio, restan otras, pero el pequeño goza de una excelente salud, la mamá agradece la atención recibida y, sobre todo, la suerte de contar en Artemisa y Cuba con profesionales de gran nivel dedicados a la salud pública.

Si bien Beatriz fue diagnosticada en la consulta de genética que funciona en el hospital, el departamento de Imagenología es responsable del resto de servicios de ultrasonido del centro, los cuales permiten la detección temprana de múltiples patologías.

María Jaqueline Hernández Ramírez, jefa de ese departamento, explicó a la ACN que trabajan con siete equipos de ultrasonido para especialidades como obstetricia, ginecología, nefrología, cirugía, ortopedia y casos de maxilofacial.

Añadió que priorizan el Programa Materno Infantil en el seguimiento a las embarazadas, tanto a término como en el tiempo de gestación.

Este servicio labora 24 horas, con horarios y guardias localizables definidas según el cuadro clínico, dispone de cinco especialistas y estudiantes de Ciencias Médicas al ser un hospital docente, refirió.
Destacó que cuentan con el gel de ultrasonido, suministrado de forma estable por la Empresa Nacional de Suministros Médicos (Ensume), el cual radica en el territorio, aunque, debido a la baja disponibilidad en los últimos meses, lo aprovechan al máximo para evitar detener el servicio ante su posible falta.

Para Hernández Ramírez es vital la atención primaria de salud y del diagnóstico clínico, pues ante cualquier síntoma, un ultrasonido no debe ser la primera opción, sino acudir al médico del consultorio o policlínico cercano, responsable de la valoración del paciente y la definición del medio de diagnóstico con la prescripción idónea.

abril 10/2022 (ACN)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code