«Ustedes le pusieron corazón a Cuba; ustedes le van a seguir poniendo corazón; y por eso Cuba vive. Muchas gracias». Así, sentidamente, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, habló en la mañana de este viernes a los trabajadores del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), entidad reguladora de la Isla que ha sido crucial en la batalla contra la COVID-19.

Desde el capitalino Palacio de Convenciones, durante el acto de reconocimiento a trabajadores destacados del Cecmed en el enfrentamiento a la epidemia, el Jefe de Estado elogió a los integrantes del Centro por el «esfuerzo», por la «mucha consagración» vivida «para poder concluir, para poder llevar a nuestro pueblo y a nuestro país a una victoria contra la pandemia».

«Creo —apuntó el dignatario— que estamos en un momento de reconocimiento a la labor que han hecho un grupo de instituciones de la Salud, de trabajadores de la Salud, de nuestros científicos, y en particular también ustedes, como parte de la ciencia, dentro de la Salud».

El Presidente Díaz-Canel Bermúdez expresó, hacia el final del acto de reconocimiento, que todavía él y un grupo de compañeros estaban impregnados de una «emoción tremenda por la jornada que vivimos ayer (noche de este jueves) en homenaje al Comandante en Jefe, y sobre todo por la manera brillante, llena de sentimientos con que La Colmenita nos acercó a todos» a la vida de Fidel.

Resultó ser una noche —valoró el mandatario— en que los niños demostraron que «Fidel está presente, y que Fidel vive entre nosotros». E hizo énfasis en que el acto de reconocimiento al Cecmed habla de continuidad en el homenaje al líder histórico de la Revolución cubana: «por los resultados que han obtenido en el duro bregar de estos tiempos», porque justamente fue Fidel el fundador de esa entidad reguladora; porque fue Fidel quien «tuvo la visión sobre la necesidad de este Centro».

El Presidente cubano dijo a los trabajadores: «En nombre de la dirección del Partido, en nombre de la dirección del Gobierno, del Ministerio de Salud Pública, de las organizaciones de masas, y creo que no me equivoco si también lo expreso en nombre del pueblo cubano, (…) quisiera expresarles nuestro reconocimiento, nuestra gratitud, y nuestras felicitaciones por todo lo que han logrado».

«Ustedes —enfatizó— siempre han trabajado y sobre todo han defendido el rigor y la exigencia en todos los procesos que tienen que ver con certificación de ensayos clínicos, medicamentos, protocolos; pero nosotros sabemos también lo que han tenido que hacer, cómo se han tenido que multiplicar en estos tiempos, para que transitáramos con ese rigor que salva».

El Jefe de Estado recordó que en todos los procedimientos, en cada medicamento, en las nuevas vacunas que se han ido desarrollando en el país, estuvo presente el esfuerzo del Cecmed, siempre enfrascado en garantizar la calidad, la seguridad y la efectividad de cada paso en el enfrentamiento a la COVID-19.

Enumeró Díaz-Canel los ensayos clínicos, los estudios de intervención, las intervenciones en comunidades de riesgo y en grupos vulnerables de personas, la intervención mayor que fue la campaña de vacunación —esa que, como el mandatario explicó, ha tenido etapas, ha ido incorporando las acciones con los niños, con los convalecientes y con otros grupos poblacionales.

Sin esa entrega, reflexionó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, «hubiéramos podido tener las vacunas; (…) pero sin la certificación de ustedes, sin el rigor, sin la prueba de esos ensayos clínicos, sin las alertas de cómo podían robustecerse los protocolos, no hubiéramos tenido los resultados que hoy tenemos».

Cuba, país con un altísimo por ciento de su población vacunada y que en las últimas semanas ha logrado un control de la COVID-19. Sobre tal realidad reflexionó también el mandatario, quien subrayó que «ya llevamos tres días sin fallecimientos, volvimos hoy a estar por debajo de los 200 casos, cuando semanas atrás estábamos entre los 8 mil y 9 mil casos y casi con cien fallecidos diarios».

En tales resultados, dijo el Presidente cubano, tienen «mucho que ver todo ese esfuerzo y la comunidad de la Salud, la comunidad científica que ha estado trabajando junto a nuestro pueblo; y ahí ustedes (el Cecmed) han jugado un papel protagónico».

Fue una mañana de emociones y de abrazos, que también contó desde la presidencia con el miembro del Buró Político y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte de Nacimiento; con el miembro del Secretariado y jefe del departamento de Educación, Deportes y Ciencia en el Comité Central del Partido, Jorge Luis Broche Lorenzo; con el viceprimer ministro, Jorge Luis Perdomo Di-Lella; con el titular de Salud, José Angel Portal Miranda; con el Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y Héroe de la República de Cuba, Gerardo Hernández Nordelo; así como con otros directivos e invitados.

Los trabajadores del Cecmed, artífices de sumo valor en el combate contra la COVID-19, recibieron más de un reconocimiento: un grupo fue destinatario del Sello «Hombres de Ciencia», que otorga el Sindicato de Trabajadores de la Salud; la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) acordó hacer entrega, por única vez, del Sello Conmemorativo aniversario 60 de la organización a mujeres con más de 20 años de permanencia y labor destacada en la entidad reguladora; los CDR entregaron el «Premio del Barrio»; y el Ministerio de Salud Pública extendió un reconocimiento especial.

De manos de Ulises Guilarte de Nacimiento fue entregada la «Bandera Proeza Laboral», de la CTC, a la directora del Cecmed, Mcs. Olga Lidia Jacobo Casanueva, quien, al hacer uso de la palabra en el acto de reconocimiento, recordó «al creador, fundador de toda nuestra obra, inspirador: a nuestro científico mayor, el querido e inolvidable Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz».

Evocó a quienes pasaron por el Centro y allí dejaron sus mejores improntas: «No es posible hablar del Cecmed, afirmó Olga Lidia, sin mencionar a valiosas personas que dejaron sus huellas al pasar por nuestra institución fundada en 1989; tal es el caso del Dr. Epifanio Selman Housein Abdo, primer director, quien acompañado de los fundadores tuvo la misión de comenzar a crear el sistema de regulación y control de los medicamentos en nuestro país; y posteriormente el Dr. Rafael Pérez Cristiá, quien con su visión logró conducirnos por los senderos de la superación, hasta alcanzar el reconocimiento y prestigio a nivel internacional».

«El 23 de marzo de 2020 —repasó Olga Lidia Jacobo—, apenas doce días después de detectados los primeros casos de COVID-19 en el país, el Cecmed publicaba en su sitio web una declaración oficial con transformaciones necesarias a nuestro marco regulador, para adaptarlo a la situación de pandemia.

«A pesar de la experiencia acumulada en todos estos años, la pandemia de la COVID-19 ha sido un gran reto para el Cecmed, ya que a diferencia de otras agencias reguladoras del mundo, que recibieron vacunas ya aprobadas, listas para su uso, el Cecmed asumió el desafío de brindar acompañamiento regulatorio a los cinco candidatos vacunales cubanos, en todas sus etapas, desde la investigación y desarrollo farmacéutico, ensayos preclínicos y clínicos, hasta la Autorización de Uso de Emergencias».

Han sido, valoró la directora del Centro, «meses de intenso trabajo, aplicando procedimientos de revisión acelerados, acortando los tiempos habituales, pero manteniendo el estricto rigor científico y técnico».

noviembre 27/2021 (Cubadebate)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*