Ciego de Ávila, 4 ene (ACN) El rol de la medicina familiar en la prevención de factores de riesgo y promoción de estilos de vida saludables fue resaltado en la provincia de Ciego de Ávila al conmemorarse hoy el aniversario 38 de la constitución del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

La doctora Nilka Pita Alemán, directora provincial de Salud, enfatizó que los profesionales del Sistema de Atención Primaria contribuyeron al control del virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19, mediante las pesquisas activas, el tratamiento a los sospechosos y enfermos, y la incorporación al programa nacional de inmunización contra esa enfermedad.

Se refirió a la integración de estos profesionales a las labores en hospitales y centros de aislamiento, y a la rehabilitación de más de 150 consultorios del médico de la familia (CMF), circunstancias que acentuaron su responsabilidad con la salud de los individuos en las comunidades.

En el actual año continuarán las acciones constructivas, de remozamiento y separación de CMF que comparten locales con otras instituciones o asisten a más de mil 500 habitantes, lo cual contribuirá a elevar la calidad en la Atención Primaria de Salud y sentará las bases para recuperar e incorporar servicios que eviten el traslado hacia policlínicos y hospitales, subrayó.

Añadió que se garantiza la cobertura de personal para los más de 400 CMF existentes en la provincia, lo que favorecerá la ampliación de las prestaciones y el mejoramiento de la salud del pueblo, a través de acciones de promoción, prevención, diagnóstico y tratamiento oportunos en las comunidades.

Pita Alemán destacó la responsabilidad del médico y la enfermera de la familia con el Programa de Atención Materno-Infantil, de modo que se cumplan los protocolos de atención a embarazadas y niños para revertir la desfavorable situación que presentó la provincia al cierre del año 2021.

En el 2022 corresponde fortalecer la epidemiología y el desempeño de la medicina familiar, pilares del sistema de salud cubano que permanecerán en la primera línea de enfrentamiento a la COVID-19, aseguró Daily Sordo Peláez, secretaria general del Sindicato de los Trabajadores de Salud Pública (SNTSP) en el territorio avileño.

Resaltó la experiencia acumulada dentro y fuera del país, además del perfeccionamiento del quehacer en los CMF y policlínicos, dotados de un capital humano con alta calificación.

En el acto conmemorativo se otorgó la Medalla «Manuel Piti Fajardo», instituida por el SNTSP, a las doctoras Acela Luna Rivero, Maricel V. Pérez Hernández y Martha María Gutiérrez Martínez, destacadas en el enfrentamiento a la pandemia.

Recibieron reconocimientos otros galenos y enfermeros de las diferentes áreas de salud del municipio cabecera.

Al iniciarse el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia en la provincia de Ciego de Ávila existían seis consultorios, con posterioridad multiplicados, de manera progresiva, hasta sumar más de 400 en la actualidad, distribuidos en los 19 policlínicos y con una cobertura total de personal médico y de enfermería.

enero 04/2022 (ACN)

Comments

Comments are closed.

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code