La Habana, 9 jul (ACN) Los potenciales valores de la demografía para trazar estrategias de contención a la COVID-19 se expresan, en lo fundamental, en su capacidad de modelación de las dinámicas poblacionales.

Así lo expresa un comunicado de prensa emitido por la sección cubana del Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA) ante la cercanía del 11 de julio, fecha en que se celebra el Día Mundial de la Población.

Recuerda el texto que amén de la alta transmisibilidad del SARS-CoV-2, no todas las personas son afectadas de la misma manera, sino que en ello influye la percepción del riesgo, el cumplimiento de las medidas higiénico, sanitarias y otras condicionantes marcan el ritmo –y los resultados- del enfrentamiento a la enfermedad.

Entre ellas, destacan diferenciales relacionados con la edad, el sexo, la movilidad de las poblaciones, condiciones de las viviendas, dinámicas familiares, desempeño laboral, roles y estereotipos de género, tareas de cuidado, hábitos y comportamientos de vida y consumo, entre otros.

Investigaciones del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM), de la Universidad de La Habana han confirmado las intersecciones de la pandemia y sus estrategias de contención con la movilidad de la población, los comportamientos de las familias o la comunicación pública, por solo citar algunos ejemplos una producción científica que ya suma un libro publicado y dos volúmenes más en preparación, agrega el texto.

Asimismo, luego de la reapertura de las fronteras cubanas, entre octubre y noviembre de 2020, se constató un rebrote de la epidemia y reportes oficiales del Ministerio de Salud Pública (Minsap) notificaron por varios días que en aquel entonces más del 90 por ciento de los casos confirmados se vinculaban a viajeros.

Una mirada hacia al interior del país también reviste mucha importancia, pues es necesario conocer cuáles son las provincias y municipios donde existe mayor disponibilidad de empleos y atracción de la población ocupada, y hacia dónde se dirigen los mayores flujos de personas.

La COVID-19 es un evento de salud protagonizado por los seres humanos; ahí justamente radica la importancia del estudio de las características socio demográficas de las personas, para poder modelar mejor las formas de enfrentar y de vencer esta situación de salud, concluye el comunicado de UNFPA Cuba.

julio 09/2021 (ACN)

julio 10, 2021 | Maria Elena Reyes González | Filed under: De la prensa cubana | Etiquetas: , , |

Comments

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind

*

code